Casado, abucheado en Pamplona

Por Jacinto Martinez Alegria - Sábado, 14 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

la foto que publica este 10 de julio mi DIARIO DE NOTICIAS de Ana Beltrán, el dichoso Pablo Casado, Cristina Sanz y José Cruz Pérez Lapazarán, todos del PP, me ha producido una enorme tristeza porque esa foto no figuraba en el programa sanferminero. Todos sonrientes y más contentos que unas pascuas. Todavía no se me olvida el comentario de estas gentes cuando les parecía mal que familiares de los fusilados de su amigo Franco exigiesen ayuda económica para poder enterrar a los suyos como Dios manda. Si no me falla la memoria, en Navarra fueron fusilados cerca de 3.500. Dirán que ellos no habían nacido pero esa negativa económica a los familiares lo dice todo. Está claro que aquí cada uno por su santo ruega.

Parece ser que este desastroso personaje fue abucheado en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona cuando un grupo de personas pidió la libertad para los jóvenes de Alsasua. Los hechos que ocurrieron en Alsasua en un bar a la una de la madrugada. Mi abuela Saturnina siempre decía que a esas horas la gente decente está en la cama. El resultado lo sabe todo el mundo. Ellos a la cárcel y la bendita Guardia Civil libre de toda culpa, faltaría más. Sigamos con mis amigos del PP. Ocho ministros del Gobierno de Aznar acusados muy tarde por los dichosos Tribunales de Justicia, todos ellos españoles de nacimiento pero que no tuvieron ningún inconveniente en esconder sus robos fuera de España. Vaya patriotas de los cojones. Dicen que hasta nuestro rey emérito tiene fondos en Suiza. Ya sabemos que entre Dios y el dinero lo segundo es lo primero. Que me perdone ese Dios tan lejano de nosotros pero esto es una verdad como un templo.

Lo doloroso del caso es que el PP siga teniendo votos aunque ahora el PSOE dirija nuestros destinos. Da la impresión de que el que no roba hace el ridículo. Que nuestras esperanzas por un mundo mejor sean una verdadera realidad. Y recordar a las mujeres que la violación no esta contemplada en el Código Penal. Felices fiestas sanfermineras.

El autor es exconcejal por el Tercio Familiar en el Ayuntamiento de Pamplona