Mesa de Redacción

Las playas de Alejandría

Por Ana Ibarra Lazkoz - Sábado, 14 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El Gobierno egipcio pretende duplicar la llegada de turistas extranjeros con una medida que ha suscitado gran controversia: Alejandría, la segunda mayor urbe del país, reservará sus mejores playas para los extranjeros. Y a la burguesía de allí ni le importa porque ni siquiera son las más limpias y sus urbanizaciones están situadas al oeste de la ciudad. Aquí quejándonos de apartamentos turísticos y otros países, ya ven, poniendo alfombras al turista. Si levantaran la cabeza quienes impulsaron la biblioteca sobre la que giraba toda la vida intelectual del helenismo no estarían muy orgullosos de un modelo de desarrollo enfocado al turismo de masas. Pero no hay que irse tan lejos para comprobar que el turismo de sol y playa sigue siendo el mismo pasto de entrada de divisas que hace 40-50 años. El Mediterráneo y la costa sur están estos días a tope. Los expertos vienen alertando de que los niveles de saturación pueden resultar perjudiciales y volverse en contra de este modelo, y, aunque ha habido restricciones, las nuevas fórmulas de pernoctación (pisos turísticos) han logrado rizar el rizo. Barcelona ha sufrido sin ir más lejos las consecuencias de un turismo descontrolado: el aumento del precio de la vivienda, la gentrificación o el alquiler de pisos ilegales. Hoy, uno de cada tres turistas elige este tipo de alojamiento.