Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Feria del Toro | Apunte crítico

Miura cierra feria en Miura

Por Patxi Arrizabalaga - Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El cuarto toro lanzó la muleta cayendo encima de la cara de Rafaelillo.

El cuarto toro lanzó la muleta cayendo encima de la cara de Rafaelillo. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

El cuarto toro lanzó la muleta cayendo encima de la cara de Rafaelillo.

Llevamos tiempo escuchando que los toros de Miura están mezclados, cuando parece que se dejan y son nobles. Ese que mete la cara y se deja, ese tiene que ser de fulanito o menganito. Y cuando escuchas en la tele, o en tendidos que sale un marrajo malo de alguna ganadería cualquiera del orbe taurómaco, algún listo se atreve a decir: es que ese parece un miura, como si fuera despectivo tratar así a la ganadería más legendaria que existe y existirá. Por mi parte, jamás escucharán semejantes blasfemias, y siempre estaré con esta casa. Ya sé que no desciendo del dios Amón, ni de Tutankamón. Mi pedigrí se quedo en los valles vascos pirenaicos de esta tierra, y seguro que comparado con Donald Trump tienen mucha solera. Pero con los antepasados del Rubén Amón I, pues seguro que no. Miura es la Feria del Toro y nos ha traído cinco bureles en su sangre. Un animal que hay que enseñar a embestir, y hacerle todo bien desde que sale. No puede esperar uno que salga el colaborador por la puerta reconociendo rápidamente a la figurita de turno y rindiéndose a sus pies dando pleitesía. De hecho, hoy el peor de la tarde, después, claro está, del murciano Rafael Rubio Rafaelillo, ha sido la bestia parda de Fuente Ymbro que parecía salido de las aguas del Zambeze. Sí, un hipopótamo con cuernos. Hasta en los andares. Impropio animal de corrales. Y ese, seudoAmón I no es miura. Es lo de ayer. Eso que dijiste que terminaba la feria porque lo de hoy para qué. Pero eso nos pasa porque nos jugamos los cuartos con ignorantes que desprecian el toro de verdad. El de siempre. El de empujar al caballo. El de complicar la vida al diestro pagado por matarlo. Porque aquí correrlos y llevarlos a los corrales ya llevamos siglos haciéndolo. No tantos como tus antepasados rezadores del dios Anubis. Pero sí un milenio que sepamos. Y hoy han salido toros de la legendaria ganadería de Miura, histórica como ninguna, y a la que desprecias porque piensas que por matar a unos diestros cualquiera mantiene su mística trágica. Desde luego por las puertas de la calaveras al estilo del jonvaine que tanto gustaba al viejo don Eduardo no sé si has pasado. Pero si pasas un día, que te dejen darles de comer a la boca a esos mansos. Me gustaría verlo. Yo me quedo con los miuras complicados, con el buen hacer de Rubén Pinar, que está más que preparado para darnos tardes de gloria con esta casa. Se le ve hecho, puesto y con firmeza. Y el día que toree otra cosa le parecerá el carretón. También me quedo con la voluntad de Pepe Moral, un matador nacido para la gloria. Y por qué no, también con Rafael Rubio Rafaelillo. Solo estar ahí demuestra que vosotros sois grandes matadores de toros. No veo a los amones y sus amiguitos queriendo apuntarse a los toros más difíciles del mundo taurino. Se acaba la feria del toro. Termina el 2018, y el año que viene Miura y siete más.