Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Se me está pasando el susto y volveré, este veneno no se va así como así”

El vecino de Albacete, corredor desde hace 12 años, ingresó después de que la manada le pasara por encima

Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Javier Navalón.

Javier Navalón. (CEDIDA)

Galería Noticia

Javier Navalón.

Pamplona- El vecino de Albacete Javier Navalón fue pisoteado ayer por los toros, que le obligaron a permanecer durante buena parte de la jornada en observación del CHN tras ingresar por un traumatismo facial maxilar, aunque con pronóstico leve. A la espera de los resultados de diferentes pruebas, aseguró estar “bastante dolorido”. Fue en el tramo de Mercaderes, donde corre desde hace 12 años. “Casi llegando ya a Estafeta he perdido el pie y he empezado a caer y a caer, llegando a la misma curva. Ya en el suelo me ha pasado la manada por encima, me han pisado por todos los lados, pero los golpes fuertes los tengo en la pierna izquierda. Un pisotón en la rodilla es lo que me está manteniendo en espera, porque lo demás, en el cuerpo, son simplemente magulladuras”, relataba.

El encierro de ayer, decía, ha estado repleto de montones. “Pero Pamplona es así. Lo que sí he visto es que los toros se han ido, en la calle Mercaderes, a la parte izquierda. Yo siempre corro ese tramo y es lo que me ha despistado. Normalmente salen del Ayuntamiento y la cogen más centrada pero hoy he visto que no, ha sido diferente”, señalaba.

Habitual de los encierros en Pamplona, siempre va desde el Ayuntamiento hasta Mercaderes. Durante estas fiestas ha corrido desde el día 11 y asegura que ha notado este año, en general, “mucha velocidad. Es un tramo rápido, porque la manada sale con fuerza y va compacta hasta Estafeta, pero los toros son cada vez más rápidos”. Aunque a lo largo de su trayectoria ha tenido alguna caída, el de ayer fue la más peligrosa. “Ahora se me está pasando el susto y creo que sí que volveré a correr el año que viene. El veneno que llevamos dentro no se nos va así como así”, confesaba. Desciende de un lugar, dice, en el que los encierros son muy tradicionales. “Y la afición viene de Aýna, de Albacete. Siempre con mis amigos, vamos todos juntos y todo lo que podemos correr lo corremos”. - L.H./J.L./V.U.