Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Mejora la calidad del aire en Navarra, aunque sin llegar al mínimo que exige la OMS

Según los parámetros europeos, más laxos, la calidad en 2017 fue “buena” o “muy buena” en todo el territorio

El ozono es el contaminante con más incidencia, especialmente en la Ribera

Leticia de las Heras Miguel Ángel Galilea - Domingo, 15 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Vista general de la central térmica de Castejón.

Vista general de la central térmica de Castejón. (MIGUEL ÁNGEL GALILEA)

Galería Noticia

Vista general de la central térmica de Castejón.

Pamplona- La calidad del aire en Navarra mejoró en el último año, siendo “buena o “muy buena” de acuerdo con el Índice de Calidad del Aire Europeo. A pesar de esto, desde Ecologistas en Acción alertan de que, de acuerdo a los parámetros establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que son más restrictivos, casi 300.000 navarros respiran un aire perjudicial para la salud.

El Gobierno foral y la confederación de ecologistas coinciden en señalar que en ninguna de las estaciones de control se superó el umbral para la protección de la salud humana que marca la normativa europea en el trienio 2015-2017, y fue el primer año en que el promedio de superaciones del valor objetivo de ozono para la protección de la salud en todas las estaciones fue inferior a 25, valor objetivo establecido en la legislación. Tampoco se registró ninguna superación del umbral de información ni del umbral de alerta en los niveles de ozono.

A pesar de estos datos positivos, un informe de Ecologistas en Acción indica de que el contaminante que más incidencia presentó en 2017 continuó siendo el ozono troposférico, que afectó fundamentalmente a la Ribera y, en menor medida, a la Zona Media y a las áreas de montaña. En todas las estaciones consultadas por la confederación, salvo en las situadas en el barrio de Iturrama y en la plaza de la Cruz de Pamplona, se registraron datos por encima de la recomendación de la OMS.

daños en la VegetaciónEl ozono es un gas que en grandes cantidades puede ser también perjudicial para las plantas;tanto es así que desde Ecologistas en Acción aseguran que dos terceras partes del territorio están expuestas a contaminación perjudicial para la vegetación. Así, dos de las seis estaciones de referencia (Olite y Tudela) superaron el objetivo legal establecido para el ozono durante el quinquenio 2013-2017 y quedó también muy cercana al valor límite la estación de Funes. Esta última, junto con Alsasua y Sangüesa, también se situaron por encima del objetivo a largo plazo. “Buena parte de los cultivos, montes y espacios naturales de Navarra están expuestos a niveles de ozono que dañan la vegetación”, se apunta en el informe de los ecologistas.

Otros gases Respecto al dióxido de nitrógeno, los valores más altos se registraron el año pasado en las tres estaciones de Pamplona, aunque lejos del límite regulado. La confederación también alerta del problema puntual planteado por la fábrica de Magnesitas Navarra en Zubiri, que durante el 2017 registró 41 superaciones de la concentración media diaria que la OMS recomienda no superar para el dióxido de azufre.

Además, el informe señala que en la Comunidad Foral solamente se dispuso de información sobre hidrocarburos aromáticos policíclicos y metales pesados en Iturrama, estando muy por debajo de los objetivos legales.

Partículas en suspensiónA diferencia de otros años, durante 2017 se superaron los valores recomendados por la OMS de partículas en suspensión sólidas o líquidas de entre 2,5 µm y 10 µm (principalmente silicatos y aluminatos, entre ellos de metales pesados, y hollín) en las estaciones de Tudela y la plaza de la Cruz (Pamplona). A pesar de esto, todas ellas quedaron al menos un 50% por debajo del valor límite que establece la normativa europea de 40mgr/m3. En estas estaciones, en Olite y en Funes se registraron 3 superaciones del umbral diario de 50 mgr/m3, que puede ser superado según Europa hasta en 35 ocasiones por año.

Las partículas en suspensión de menos de 2,5 µm, que en buena medida provienen de las emisiones de los vehículos diesel y constituyen el contaminante más perjudicial, no superaron las recomendaciones de la OMS y quedaron muy lejos de los límites europeos. Estas partículas más pequeñas solo se miden en la estación de Iturrama (Pamplona), por lo que desde Ecologistas en Acción se considera que la información resulta “claramente insuficiente” para hacer una evaluación precisa.

FOCOS DE CONTAMINACIÓNLa calidad del aire en Navarra está fuertemente influenciada por la existencia de dos ejes centrales de contaminación, uno situado en el valle del Ebro y otro en la zona Norte de Navarra. En el primero de ellos destaca la influencia de la central térmica de ciclo combinado de Castejón, así como la de Arrúbal que, aunque se encuentra en territorio riojano, afecta directamente a la calidad del aire de la Comunidad Foral. A ellas se le suma la planta de fabricación y transformación de vidrio de Guardian Glass, situada en Tudela y que se establece como la principal industria emisora de óxidos de nitrógeno (NOX) en Navarra, así como el intenso tráfico rodado que circula por las autopistas AP-15 y AP-68.

En el Norte, al intenso tráfico urbano y a la fábrica de Volkswagen Navarra en Pamplona, se le suman las industrias de Cementos Portland en la Sakana, Torraspapel en Leitza, Magnesitas en Zubiri (segunda industria emisora de NOX en Navarra), Smurfit y la central de biomasa de Acciona Energía en Sangüesa y Viscofan en Cáseda. Según explican desde Ecologistas en Acción, la contaminación generada en estos focos se extiende por el resto del territorio, lo que afecta negativamente a las zonas interiores y rurales, en especial a aquellos a los que el viento empuja los gases perjudiciales.

Ejes de contaminación

Valle del Ebro. En la contaminación del aire en la Comunidad Foral, desde el valle del Ebro, tienen especial incidencia las centrales térmicas de Castejón y de Arrúbal y las fábrica de Guardian Glass y Faurecia en Tudela, además de las autopistas AP-15 y AP-68.

Zona Norte. El otro eje de contaminación de Navarra, situado en el norte, lo forman Cementos Portland en La Sakana, Torraspapel en Leitza, Volkswagen y el intenso tráfico urbano en Pamplona, Magnesitas en Zubiri en la zona de Sangüesa Smurfit y la central de biomasa de Acciona Energía y Viscofan en Cáseda.

afectados

300.000

Personas en Navarra. Basándose en los parámetros máximos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Ecologistas en Acción calcula que aproximadamente 300.000 personas en Navarra respiraron aire contaminado en el año 2017. En el conjunto del Estado, la cifra de personas que respiraron aire contaminado ascendió a unos 45 millones.

etiquetas: navarra, oms, aire