Todo listo para la cumbre de hoy entre Trump y Putin en Helsinki

La agenda temática no será muy extensa, pero sí muy importante para el devenir de los conflictos actuales

Lunes, 16 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

helsinki- El papel de Irán en la guerra de Siria, el conflicto en el este de Ucrania, el desarme nuclear y la presunta interferencia de Moscú en las elecciones estadounidenses copan la agenda de la cumbre de hoy en Helsinki entre los presidentes de EEUU y Rusia, Donald Trump y Vladímir Putin.

El asunto en el que es más probable que se llegue a algún tipo de acuerdo es Siria, según coinciden en señalar la mayoría de expertos, que apuntan que Estados Unidos quiere limitar la presencia militar iraní, especialmente en el suroeste del país y, a la vez, planificar su retirada de este conflicto.

En esto contaría con el firme respaldo de la vecina Israel, cuyo primer ministro, Benjamín Netanyahu, se entrevistó recientemente con Putin en Moscú, consciente de la influencia de Rusia en Irán, el otro gran aliado internacional del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

El punto más conflictivo, pero ineludible, del orden del día es el de la presunta interferencia rusa en las presidenciales de 2016, asunto que ha escalado a una nueva dimensión después de que el fiscal especial estadounidense Robert Mueller acusase a doce agentes de la inteligencia rusa del supuesto robo y difusión de datos electrónicos de la campaña de la candidata Hillary Clinton.

distensión“La tensión actual no tiene fundamentos objetivos. La Guerra Fría hace mucho que ha terminado. La época de la aguda confrontación ideológica de la Unión Soviética y Estados Unidos es cosa del pasado”, dijo en vísperas de la cumbre Yuri Ushakov, asesor de Putin.

El Kremlin llevaba mucho tiempo detrás de un cara a cara en toda regla entre los dos líderes, confiado en poder impedir que Estados Unidos siga haciendo de las sanciones económicas su principal instrumento en las relaciones con Moscú.

El presidente ruso, Vladímir Putin, llegará hoy a la cumbre de Helsinki con la intención de convencer a Trump de que Rusia no es una amenaza, como primer paso para mejorar las maltrechas relaciones bilaterales.

“Voy con pocas expectativas. No voy con expectativas altas”, dijo por su parte Trump en una entrevista emitida ayer por la cadena de televisión estadounidense CBS News.

“Pero creo en tener reuniones con Rusia, China o Corea del Norte. No va a salir nada malo de ello, y quizá salga algo bueno”, agregó el presidente de Estados Unidos.

Trump no quiso aclarar cuáles son sus objetivos para la cumbre, la primera formal que mantiene con Putin desde que llegó al poder, y sobre la que dijo esta semana que será una “reunión poco definida” y “sin una agenda muy grande”.

Y el asesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, confirmó ayer en una entrevista que la cumbre estará “desestructurada” y que “no buscan resultados concretos”. - Efe