Dos policías de EEUU se juegan "a cara o cruz" si detienen o no a una joven

Lunes, 16 de Julio de 2018 - Actualizado a las 12:08h

Una de las agentes implicadas.

Una de las agentes implicadas. (NBC)

Galería Noticia

Una de las agentes implicadas.

EEUU.- Dos policías de la localidad de Roswell (Georgia) decidieron jugarse a "cara o cruz" si detenían o no a una joven que conducía a alta velocidad, según informaron medios locales. La televisión local 11Alive, propiedad de la cadena NBC, mostró un vídeo registrado por una de las dos agentes en el que se ve cómo, después de pedir a la conductora que parase su coche, apuestan al juego de "cara o cruz" si arrestarla o no.

En vez de usar una moneda, las agentes Kristee Wilson y Courtney Brown utilizaron una aplicación móvil que simula el lanzamiento de una moneda al aire y apostaron que, si salía "cara", arrestarían a la joven de 24 años Sarah Webb. En realidad, la moneda virtual cayó en posición de "cruz" y una de las agentes preguntó a la otra: "¿Entonces la liberamos?". La otra policía contestó que, a pesar del resultado, la iban a detener y empezaron a decidir, entre risas, bajo qué cargos iban a efectuar esa detención, según se ve en el vídeo. La mujer detenida, Sarah Webb, llegaba tarde a su turno como peluquera el pasado mes de abril cuando pasó a alta velocidad frente a una patrulla de control de tráfico.

Pasaron dos meses antes de que Webb se enterara de lo que sucedió entre el momento en que la pararon y cuando fue detenida y esposada para luego ingresarla en la cárcel local. "Pensar que estas son las personas que supuestamente nos deben ayudar y cuidarnos. Mi libertad se vio amenazada por un lanzamiento de moneda, fue un juego para ellas", dijo Webb este viernes en declaraciones a esa televisión local, de las que los medios nacionales se hicieron eco ayer. En un comunicado, el jefe del Departamento de Policía de Roswell, Rusty Grant, anunció que las agentes Wilson y Brown habían sido suspendidas de empleo. "Brown aparentemente basó su decisión de arrestar al infractor en una aplicación de lanzamiento de moneda que estaba en su teléfono. Después de darme cuenta de que este incidente ocurrió, inicié inmediatamente una investigación interna sobre el asunto", señaló.