Se mantiene el gran problema

Jaume Catalán Díaz - Lunes, 16 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Cumbres, encuentros... pero soluciones, ninguna. Si alguien pensó que el “acuerdo” de Merkel con España o Grecia para acoger inmigrantes irregulares era la solución... ahí tienen el embrollo que ha provocado Alemania con los campos de refugiados en la frontera de Austria. Viena anuncia que hará lo propio en las fronteras con Italia y Eslovenia. Y así hasta volver, de nuevo, a los países que son frontera exterior de la UE. El asunto, lejos de solucionarse, está a punto de entrar en una espiral más radical. Para muestra, las continuas pateras que llegan a nuestras costas.