feria de artesanía en la campa de Sorabil

El valle de Erro visibiliza su patrimonio en su día grande

Elutseder edita la primera revista del valle, donde han colaborado 11 personas
Sorogain acogió la muestra de artesanía y oficios

Patricia Carballo - Lunes, 16 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El tradicional Día del Valle reúne cada año a centenares de personas en la campa de Sorabil. En la foto, los dantzaris txikis de Laurentxi Dantza Taldea.

El tradicional Día del Valle reúne cada año a centenares de personas en la campa de Sorabil. En la foto, los dantzaris txikis de Laurentxi Dantza Taldea. (PATRICIA CARBALLO)

Galería Noticia

El tradicional Día del Valle reúne cada año a centenares de personas en la campa de Sorabil. En la foto, los dantzaris txikis de Laurentxi Dantza Taldea.

SOROGAIN- Bajo un calor asfixiante, el valle de Erro celebró ayer su gran fiesta en el paraje de Sorogain. Como cada año, un sinfín de artesanos se dispusieron en la campa de Sorabil para mostrar lo de mejor de sus productos. Entre ellos, Agustín López de Zubiria, a sus 86 años, pasó la mañana fabricando escobas de brezo. “Llevo 10 ó 15 años viniendo, pero estamos en el último coletazo de la vida. Eso sí, yo no voy a parar el motor”, decía riéndose este vecino enérgico de Bakaiku. Otros que también son fieles a la tradición son los hermanos Murillo de Orondritz, que ayer elaboraron sogas como antaño. “No lo hacemos por vender, nos gusta pasar el rato y lo hacemos para que no se pierdan las costumbres de antes”, comentaba Patxi.

Quienes no perdieron las buenas costumbres fueron los que jugaron al mus. Los vecinos de Erro Santiago Presto y Casimiro Cerdán se alzaron con la victoria tras ganar a Antonio Campos y a Alberto Urbelz, ambos de Orondritz, dándose la circunstancia de que todos ellos sumaban más de 330 años.

Entre las novedades de la jornada, la Asociación Elutseder presentó ayer la primera revista del valle “ElutsEDER. Nuestras raíces, gure erroak”, una publicación de 16 páginas en la que han participado 11 expertos como el historiador Juan Mari M. Txoperena, la filóloga Orreaga Ibarra o la bióloga Janet Torrea. “Hemos querido dar un impulso a la asociación y poner en valor el patrimonio del valle desde diferentes puntos de vista”, afirmaban desde este colectivo que desde 2011 promueve la cultura, la historia y las costumbres del valle de Erro. Han editado un total de 300 ejemplares, de los que la mitad fueron vendidos ayer. “Esperamos poder darle continuidad, pero para ello necesitamos de la colaboración de muchas personas”, aseguraban.

Asimismo, la asociación también presentó la maqueta de un proyecto elaborado en 1931 por Serapio Esparza sobre la casa consistorial del valle de Erro que nunca llegó a realizarse. Esta maqueta será próximamente expuesta al público en el Ayuntamiento del Valle (Lintzoain) con paneles informativos.

La jornada continuó con dantzas a cargo de Laurentxi, música con la Escuela Orreaga, comida popular y bailes.