El Brujo reintepreta la tragedia clásica de ‘Esquilo’ en Mérida a través de un monólogo cómico

El espectáculo, dirigido por él mismo y que se estrena mañana, ofrece “una pulsión entre la risa y el llanto”

Martes, 17 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Rafael Álvarez, ‘El Brujo’.

Rafael Álvarez, ‘El Brujo’. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Rafael Álvarez, ‘El Brujo’.

mérida- Rafael Álvarez El Brujollega esta semana al 64 Festival de Teatro Clásico de Mérida para protagonizar la obra Esquilo, nacimiento y muerte de la tragedia, una versión de esta obra clásica a través de un monólogo solista que ofrecerá la “mirada” de un cómico sobre las tragedias griegas.

El espectáculo, dirigido e interpretado por El Brujo, se estrenará mañana, en el Teatro Romano de Mérida, donde podrá verse hasta el domingo, día 22, y ofrecerá al espectador una “pulsión entre la risa y el llanto” donde se combinarán “risas y reflexión”.

Así lo afirmó Rafael Álvarez El Brujo durante la presentación de la obra ayer en Mérida, junto con el director del Festival de Teatro Clásico de Mérida, Jesús Cimarro;la secretaria general de Cultura de la Junta de Extremadura, Miriam García Cabezas y la concejala de Educación del Ayuntamiento de Mérida, Silvia Fernández.

En su intervención, Jesús Cimarro destacó que el estudio que plantea El Brujo en su monólogo es “toda una incógnita” que “sin duda” hará reír, llorar y “sobre todo” disfrutar al espectador.

Cimarro señaló que con esta obra, se pasa de la tragedia de Néron, representada en el Teatro de Mérida la pasada semana con 11.559 espectadores, a la visión cómica sobre Esquilo, predecesor de Sófocles y Eurípides y considerado como el primer gran representante de la tragedia griega.

Por su parte, El Brujo destacó que el espectáculo es una “conferencia” en la que el teatro es “solo un pretexto” para “entrar en los clásicos” y “hacer reír” al espectador a través de la reflexión sobre la tragedia griega.

El Brujo aseguró que la “saturación informativa” que experimenta la sociedad “actual” ha derivado en la “ruptura” del significado de la cultura “ancestral” y por ello, la versión sobre Esquilo que plantea la obra, pretende “complacer” al público con “su visión cómica” y, “al mismo tiempo”, acercar la tragedia clásica al espectador mediante una reflexión “irónica”.

Como ya hiciera en sus anteriores montajes, el Brujo explorará la línea de trabajo del “actor solista”, una tradición europea que se remonta a los juglares antiguos y cuyo exponente más prestigioso es Dario Fo. - E.P./Efe