Mesa de Redacción

La campaña de Casado

Por Javier Encinas - Martes, 17 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

sería todo un gesto de honestidad por parte de Casado que nos confesara qué es lo que realmente ha buscado en sus dos visitas exprés a Alsasua y Pamplona dentro de su campaña hacia la presidencia del PP. Sí sabemos que a por votos no vino, dada la mínima implantación de su partido en Navarra, con apenas 210 inscritos de los más de 66.000 en el conjunto del Estado. En cambio, llaman la atención los momentos y lugares elegidos para dar sendos canutazos. Primero posó delante del cuartel de la Guardia Civil de Altsasu, donde se atrevió a decir que el euskera “no es el idioma de Navarra” en un alarde de ignorancia supina que incluso tuvo que ser matizado por la presidenta del PPN, Ana Beltrán. Después, el 9 de julio, citó a los medios en la plaza del Ayuntamiento de Iruña, donde fue increpado por algún individuo sin que se viviera momento alguno de tensión por mucho que dijera que salió “vivo de milagro”, lo que es más falso que el máster de Cifuentes. Y ayer, qué casualidad, Beltrán tituló su comunicado del balance de los Sanfermines con la afirmación de que “en Pamplona cada vez somos menos libres, amedrentados por los radicales”. Partiendo de la base de que sobran todos los abucheos, ¿no les parece que se trata de una secuencia con cierta premeditación?