La suerte

Por Josemari Sexmilo - Miércoles, 18 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Galería Noticia

Está claro que para todos no es una gran noticia. Aún hay forofos (y los seguirá habiendo) que sólo miran por su favorito como si de un amor platónico se tratara, como si fuera su religión, como si en la derrota se acabara el mundo. Hay gente a la que le da igual cómo juegue su equipo o su jugador, el caso es que gane aunque aburra. Y es que hay seres humanos que sufren mucho en la grada o la tele, sin llegar a pensar que lo importante es lo bello, no lo local ni lo nacional.

La noticia: Djokovic ha vuelto. El que jugadores de este nivel vuelvan a aparecer en el Circuito es una gran noticia. Aunque pierda Nadal. Y además, uno entiende que las cosas hay que decirlas claras y en voz alta, cosas como que Nadal ha tenido en los últimos tiempos la suerte del campeón. Pero que nadie quiera sacar esta opinión de contexto, porque si algo es este humilde juntaletras es un admirador del balear por su forma de actuar dentro de la pista y fuera de ella;porque si siempre nos han educado en aquello de que hay que saber perder, no crean que es tan fácil saber comportarse dando ejemplo cuando se gana casi todos los días.

Tras unos grandes años (2011, 2015, 2016), Djokovic se desengancha de la élite, algo increíble dado el nivelazo que exhibía. Y por otra parte, Federer aparece y desaparece, Murray se lesiona (operación de cadera), Del Potro falta también por lesiones, Nishikori no arranca, Wawrinka operado de la rodilla, Zverev promete pero no llega, Thiem lo mismo, Isner sigue sacando muy bien pero nada más… y mientras, Rafa Nadal trabajando a tope y ganándolo (casi) todo. Es la suerte del campeón, esa suerte que sólo aparece cuando se trabaja mucho y bien.

Aunque a los forofos no les guste, la vuelta de Djokovic es genial para los que amamos el deporte. Y ojalá no se quede todo ahí, sino que haya un retorno masivo de los pata negradel tenis mundial. Los Murray, del Potro, Nishikori, Wawrinka, Zverev, Thiem, Isner deben estar en el sitio que les corresponde. Lo que ocurre es que la temporada es muy exigente. Y Rafa Nadal también.

El autor es entrenador nacional de tenis.