Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un nuevo Estatuto, la solución del Gobierno para el problema catalán

Joan Tardá, portavoz de ERC, asegura que sin un referéndum no habrá solución posible

Miércoles, 18 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Joan Tardà, ayer en el Congreso.

Joan Tardà, ayer en el Congreso. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Joan Tardà, ayer en el Congreso.

madrid- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afrontó ayer el problema catalán desde la tribuna del Congreso, donde propuso una solución para resolver la crisis. Sánchez planteó la posibilidad de reformar el Estatut catalán vigente y someterlo a votación. Fuentes de Moncloa confirmaron que la propuesta no es la apuesta definitiva.

“Catalunya tiene un Estatut que no votó y la crisis en Catalunya solo se va a resolver votando. Lo que nosotros queremos votar es un acuerdo, pero ustedes pretenden votar una ruptura”, respondió al portavoz de ERC, Joan Tardà. “Si no hay trampas, avanzaremos”, le contestó el republicano, aunque ni ERC ni el PDECat se percataron de que Sánchez les estaba planteando una novedad. Tampoco PP y Ciudadanos parecieron darse cuenta, puesto que no hicieron referencia a ella.

La situación en Catalunya preocupa a Sánchez, que aseguró ayer que el diálogo debe ser esencial. “Dialogar no es ceder. Dialogar es hacer política”, dijo ante las críticas que ha recibido por la reunión que mantuvo con el presidente de la Generalitat, Quim Torra. Reconducir la crisis institucional en Catalunya es una prioridad para su Gobierno. Quien no cambio de parecer fue Tardà, quien insistió en la defensa de un referéndum y ligó que se permita el que su grupo pueda apoyar iniciativas del Ejecutivo. Asimismo lanzó un órdago al Gobierno y le advirtió que si se sigue negando a la consulta condenará a los independentistas a volver a “desobedecer”.

Sánchez se mostró dispuesto a ser audaz para resolver la crisis política catalana y explorar soluciones, pese a las grandes diferencias que existen entre los partidos. A su juicio, lo importante no es ver a qué se renuncia, sino a qué acuerdos se está dispuesto a llegar en favor de la ciudadanía catalana y española.

El presidente se refirió a la propuesta de Tardá de que haya una votación y le recordó que en el debate de la moción de censura ya hizo una reflexión que ayer repitió. “Catalunya, tras la sentencia del Constitucional, tiene un Estatuto que no votó, y, en consecuencia, la crisis sólo se va a resolver votando. - D.N.