I-E y Aranzadi piden otra propuesta sobre las inversiones que rechazaron

Las dos formaciones mantienen los reproches a sus exsocios por su expulsión

Kepa García - Miércoles, 18 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Galería Noticia

“Las matemáticas no engañan y son imprescindibles los 2 grupos expulsados” “Para conseguir cambios reales es necesario cambiar el fondo y las formas”

pamplona- Dos semanas después del cese de los cuatro concejales delegados de Aranzadi e I-E y de la posterior remodelación del equipo del gobierno municipal, las portavoces de ambas formaciones, Laura Berro y Edurne Eguino respectivamente, anunciaron ayer su intención de defender los proyectos que provocaron los desacuerdos en el seno cuatripartito y recordaron a EH Bildu y Geroa Bai que sus votos siguen siendo necesarios para llevar adelante el acuerdo programático que permitió el cambio en la Alcaldía, con el que aseguran estar comprometidas pese a la retirada de sus responsabilidades en la gestión de las áreas.

Las diferencias entre los socios mayoritarios y minoritarios sobre el destino de los 6 millones de euros de las inversiones financieramente sostenibles impidieron que el proyecto fuera aprobado en el pleno del 3 de julio, tras la abstención de los concejales de Aranzadi e I-E y el voto negativo de UPN y PSN.

Para el alcalde Joseba Asiron, esta decisión situaba a sus entonces aliados fuera del equipo de Gobierno a dos días del inicio de los Sanfermines, lo que obligó a una reestructuración interna para asumir las responsabilidades de los concejales cesados.

Edurne Eguino

Edil de I-E

Laura Berro

Edil de Aranzadi

Pasadas dos semanas de reflexión, Eguino emitió ayer un comunicado en el que solicita a Asiron que presente una nueva propuesta de inversiones y le pide que sea capaz de negociar las partidas que en su momento fueron rechazadas. Recuerda que “seguirá defendiendo esos proyectos, empujará para que se lleven a cabo y denunciará cualquier paralización, empezando por los 6 millones de euros en inversiones financieramente sostenibles que EH Bildu y Geroa Bai están obligados a llevar a Pleno cuanto antes y sin excusas”.

En un tono poco conciliador, la concejala de I-E mantiene que “no fue ningún exceso por nuestra parte proponer 3 proyectos (Casa de las Mujeres, carril-bici Labrit y reforma de la Unidad de Barrio de la Milagrosa) por valor de 1 millón de euros, de los 6 millones disponibles”, y sigue considerando que son importantes. “Expulsarnos del gobierno municipal hubiera podido tener sentido si con ello Asiron hubiera podido sacar adelante las inversiones, pero no es así, las matemáticas no engañan y siguen siendo imprescindibles los apoyos de los dos grupos expulsados”, señaló Eguino.

Con pocos minutos de diferencia, Laura Berro remitió un artículo a varios medios de comunicación para dar a conocer la postura de su formación, que seguirá “trabajando y remando hacia ese horizonte de cambio, para que el acuerdo programático no se convierta en papel mojado y se cumpla hasta el último punto en este cuarto año, pese a este escenario tan gris y desolador”.

“barrera”La edil de Aranzadi se manifiesta en términos muy críticos sobre su expulsión del equipo de Gobierno -“a pesar de querer avanzar en cuestiones que considerábamos de puro sentido común, nos hemos topado con una barrera, las formas y el autoritarismo de otros tiempos”- y responsabilizó a EH Bildu y Geroa Bai de la ruptura: “Ya en los primeros meses empezamos a ver algunos nubarrones oscuros y pronto comenzamos a intuir que habría cambios imposibles de conseguir”. Aunque reconoce avances en igualdad, participación y movilidad (las tres áreas que gestionaban), Berro cuestiona “cómo se pueden hacer realidad estas apuestas necesarias cuando por empujar en favor de estos proyectos de ciudad a quienes las impulsábamos nos echan del gobierno”.

Ni Eguino ni Berro hicieron referencia al ofrecimiento de Asiron para que ambas fuerzas políticas sigan formando parte de la Junta de Gobierno Local.