CAF gestionará el tramo en pruebas de la línea Soria-Castejón

Adif se lo ha adjudicado por un período de 20 años, aunque puede ser reversible

Miércoles, 18 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

corella- La empresa pública Adif ha adjudicado a la compañía CAF (Construcciones y Auxiliares de Ferrocarriles) la concesión administrativa para promover e impulsar un circuito ferroviario de pruebas y ensayos, que se emplazará en el entorno de la localidad de Corella durante un período de 20 años. Así lo aprobó el Consejo de Administración en su última reunión.

De este modo, Adif otorga a CAF la concesión administrativa de una superficie de 36.000 metros cuadrados de dominio ferroviario, entre los puntos kilométricos 91,800 y 95,800 del trayecto Castejón-Cintruénigo, dentro de la línea Soria-Castejón, que se encuentra actualmente en desuso.

Para la elección de este tramo se han tenido en cuenta y analizado tanto sus características técnicas como su viabilidad, resultando idóneo para su uso como tramo de pruebas y ensayos de material rodante y sistemas y equipamientos ferroviarios asociados. Al mismo tiempo, también se podrán realizar otro tipo de pruebas, como las de carga de estructuras, deformación, suspensiones, acoplamientos y resistencias de todo tipo de componentes y equipos.

Según señaló ayer Adif mediante una nota de prensa, el objetivo principal de la concesión es “fomentar y favorecer el desarrollo tecnológico de la industria ferroviaria española, mediante la creación de un tramo de pruebas en nuestro país, siguiendo el modelo de otros centros de pruebas ferroviarios existentes tanto en Europa”, como los circuitos de Chequia-Velim, Francia-Valenciennes o Alemania-Wildenrath, u otros ejemplos como Estados Unidos, China o Japón.

Además, se pretende aprovechar y destinar a usos ferroviarios diversos espacios de la línea Soria-Castejón, por la que en la actualidad no circulan servicios comerciales.

Será la propia empresa concesionaria, CAF, quien podrá arrendar el recinto de la antigua estación de Corella, inmueble patrimonial de Adif, para destinarlo a instalaciones auxiliares del centro de pruebas.

La concesión tiene una vigencia de 20 años, prorrogables quinquenalmente hasta un máximo de 35 años y la superficie concesionada se podrá ampliar hasta un 50% más de trazado ferroviario (hasta un total de 54.000 metros cuadrados y 6 kilómetros).

Además, se prevé expresamente que se pueda rescatar la concesión en caso de que se proceda a la reapertura al tráfico ferroviario de la línea Soria-Castejón, algo que ha tranquilizado a algunos municipios afectados como Soria.

Entre los criterios de adjudicación se ha destacado el proyecto a desarrollar, tanto en sus aspectos técnicos como en aquellos derivados de la actividad planteada, así como su interés para el servicio público ferroviario y el desarrollo tecnológico de la industria ferroviaria, el impacto sobre la economía local o el número de empleos directos e indirectos generados. - D.N.

en corto

Historia. Proyectada a finales del siglo XIX e incluido en el Plan Preferente de Ferrocarriles de Urgente Construcción (1926), las obras de esta línea se alargaron durante décadas. Si bien en la República se le dio impulso, la Guerra Civil detuvo las obras y entre 1938 y 1939, 150 prisioneros trabajaron para concluir una obra que se inauguró en 1941. En 1996 se clausuró y en algunas zonas se ha desmantelado y convertido en vía verde.