La Policía de Nicaragua busca a los huidos de Masaya

Las fuerzas combinadas vigilan casa por casa a los jóvenes manifestantes que escaparon tras la toma de la ciudad

Jueves, 19 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Una mujer, durante una manifestación.

Una mujer, durante una manifestación. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Una mujer, durante una manifestación.

Managua- Nicaragua amaneció ayer en calma tras la violenta toma de la rebelde ciudad de Masaya por parte del Gobierno, cuyas “fuerzas combinadas” buscan a los manifestantes que huyeron de la arremetida oficialista, en el marco de la crisis que comenzó en abril y deja ya más de 350 muertos. Los ciudadanos “autoconvocados”, que piden la salida del poder del presidente Daniel Ortega, denuncian que las “fuerzas combinadas”, fuertemente armadas e integradas por policías, antimotines, parapolicías, paramilitares y grupos oficialistas, recorren las calles de las principales ciudades del país.

Manifestantes “autoconvocados” de los llamados “pueblos blancos”, a 40 kilómetros al sur de Managua, denunciaron que las fuerzas oficialistas realizan una búsqueda casa por casa, sin orden judicial, de los jóvenes que huyeron el martes de Masaya, que se había declarado “territorio libre del dictador” en junio pasado. Asimismo, integrantes del Movimiento 19 de Abril Masaya, ciudad ubicada a 29 kilómetros al sureste de Managua, denunciaron que cientos de jóvenes desaparecieron durante el ataque gubernamental del martes y desconocen si están presos y muertos.

Las acciones del martes en Masaya dejaron al menos tres muertos: un policía, un menor de 15 años y una mujer que estaba en la acera de su casa, según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH). La tensión ayer aumentó porque el Gobierno anunció que celebrará en las calles durante toda la semana el trigésimo noveno aniversario del derrocamiento del dictador Anastasio Somoza Debayle, conmemorado oficialmente el 19 de julio. Algunos colegios privados suspendieron desde ayer hasta el próximo lunes sus clases a la espera de que haya mínimas garantías de seguridad, mientras las escuelas públicas mantienen su curso lectivo.

Las protestas contra Ortega se iniciaron el 18 de abril, por unas fallidas reformas a la seguridad social. - Efe