Energía limpia para 4.500 viviendas de la Txantrea

Nasuvinsa inicia la tramitación de la Central de Calor, que estará operativa en 2020

Jueves, 19 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Recreación virtual de la futura Central de Calor que se construirá en el acceso a Orvina desde la Ronda Norte.

Recreación virtual de la futura Central de Calor que se construirá en el acceso a Orvina desde la Ronda Norte.

Galería Noticia

Recreación virtual de la futura Central de Calor que se construirá en el acceso a Orvina desde la Ronda Norte.

pamplona- Un proyecto pionero en el Estado permitirá que más de 4.500 viviendas y edificios dotacionales del barrio de la Txantrea puedan obtener calefacción y agua caliente de una Central de Calor que se construirá para el año 2020 en el acceso a Orvina desde la Ronda Norte. La empresa pública de vivienda y urbanismo del Gobierno foral Nasuvinsa publicó ayer en el BON el periodo de información pública durante un mes de esta infraestructura que costará 13 millones de euros y utilizará en un 90% la biomasa forestal como fuente de energía renovable.

Tres departamentos del Gobierno navarro (Desarrollo Económico, Derechos Sociales y Desarrollo Rural y Medio Ambiente) están implicados en este proyecto que conjuga transición energética, rehabilitación de vivienda y sostenibilidad ambiental.

Nasuvinsa y el Ayuntamiento de Pamplona han pilotado en el barrio el proyecto Efidistrict de rehabilitación y regeneración energética integral (envolventes térmicas y renovación de redes) en una veintena de edificios de Orvina y ahora se ha extendido a otras zonas del barrio. La Central de Calor, de inversión público-privada, complementa esta intervención global.

La central estará ubicada en el acceso a Orvina por la Ronda Norte (PA-30) en tres parcelas compartidas de Pamplona y Burlada que han sido elegidas por su ubicación idónea y por ser de titularidad pública. Tras el proceso de licitación del proyecto que ahora se inicia, la adjudicación de las obras y el periodo de construcción, la central estará a pleno rendimiento en 2020.

segunda fase en 2023A partir de 2023 se acometerá una segunda fase que permitirá duplicar la producción térmica de los 14,5 MW iniciales a 29 MW. Inicialmente alimentará las redes de alimentación y agua caliente de 4.500 viviendas, más de la mitad de las 8.000 que integran la Txantrea, y tiene vocación de extenderse al resto de barrio y a Burlada, así como a varios centros asistenciales y de servicios de la zona, como el Centro Psicogeriátrico San Francisco Javier.

La inversión total se eleva a 13,6 millones de euros entre las dos fases. Nasuvinsa invertirá 6,4 millones en obras y urbanización para poner en marcha el proyecto (3 millones procedentes del fondo europeo Feder) y los otros 7,2 millones correrán a cargo de la empresa que resulte adjudicataria en la licitación que se abrirá después del verano. La adjudicataria construirá y explotará la central durante 25 años, cobrará a los usuarios del servicio y abonará un canon anual a Nasuvinsa. - D.N.