El uso de biomasa forestal facilitará la creación de empleo

Se calcula que la central térmica consumirá entre 6.000 y 13.000 toneladas anuales

Jueves, 19 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

pamplona- El proyecto de la Central de Calor de la Txantrea destaca, sobre todo, por la utilización de la biomasa forestal como combustible para la generación de energía en un 90% (el máximo en este tipo de instalaciones), y el 10% restante se servirá de gas natural de forma subsidiaria y para cubrir los picos de demanda. Según destaca Nasuvinsa, la biomasa, como fuente de energía renovable alternativa a los actuales combustibles fósiles como el gasóleo o el gas, permite disminuir la dependencia energética exterior, además de considerarse neutra en emisiones de CO2 y de facilitar la generación de empleo en el ámbito rural.

El uso de la biomasa como combustible proporcionará una calificación energética A para todas aquellas viviendas que se conecten a la red de calor de esta nueva central. Como la mayoría de los edificios fueron construidos antes de 1980, les supondrá la mejora de al menos una letra en la escala.

Se estima que el volumen de biomasa necesario para el funcionamiento de la central térmica de la Txantrea rondará entre las 6.000 y las 13.000 toneladas anuales, lo que va a permitir la creación de una cadena logística estable que garantizará unos ingresos importantes a las entidades locales suministradoras de recursos forestales implicadas en el proyecto.

Otra ventaja del proyecto se centra en los beneficios ambientales, ya que la centralización de la producción térmica del barrio en una sola infraestructura va a permitir la supresión de quince puntos de emisiones de gases de efecto invernadero situados entre las viviendas del interior del barrio, reduciéndolas a 13.000 toneladas equivalentes de CO2, lo que supone una disminución del 80%, además de otras ventajas relacionadas con la gestión del ahorro de consumo energético o la utilización de una fuente renovable. - D.N.