Luz verde a la variante sur de Tafalla, que empezará a construirse a finales de año

La primera fase del proyecto se prolongará 15 meses y costará al Gobierno foral 11,3 millones de euros

Ainara Izko Itxaso Mitxitorena - Jueves, 19 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

Galería Noticia

tafalla- Buenas noticias para Tafalla. El Gobierno del Cambio ha cumplido su palabra y ejecutará a finales de año la primera fase de la variante sur. Una demanda histórica que permitirá descongestionar el centro urbano de la localidad, por donde pasan decenas de camiones al día, y que repercutirá por tanto en la seguridad vial de la ciudadanía. El Ayuntamiento de Tafalla, que lleva años reclamando su construcción, no oculta su satisfacción tras conocer el anuncio y espera que la segunda fase del proyecto se acometa inmediatamente después, finalizando en 2020.

En este sentido, cabe destacar que el Ejecutivo foral autorizó ayer al director general de Obras Públicas la celebración del contrato de obras, precisamente, de la primera fase de la variante sur, de tal forma que su ejecución comenzará en noviembre o diciembre, prolongándose durante 15 meses, con un coste de 11.300.422 euros (IVA incluido). Esta autorización resultaba necesaria al tratarse de un gasto plurianual. De esta forma, 50.000 euros se abonarán con cargo al presupuesto de 2018;8.218.488 euros con cargo a 2019;y los 3.031.933 euros restantes, a los presupuestos de 2020.

Por otro lado, cabe recordar también que la NA-132, que atraviesa el centro de Tafalla, vertebra el oeste y el este de Navarra, comenzando en Estella-Lizarra y finalizando en Sangüesa. Comunica, asimismo, diferentes poblaciones de la Zona Media y permite la conexión entre las tres principales vías de alta capacidad de la Comunidad Foral: A-12, AP-15 y A-21.

Debido al constante tránsito de vehículos que soporta la vía, no es de extrañar que en el centro de Tafalla se produzcan importantes retenciones, sobre todo a ciertas horas del día, provocando que los desplazamientos de este a oeste y viceversa se alarguen en el tiempo. Eso sin contar con las situaciones de peligro con las que conviven a diario los tafalleses y tafallesas debido al tráfico existente.

En concreto, la vieja reivindicación de la variante sur constituye la actuación número 189 del III Plan Director de Carreteras de Navarra 2010-2018, aprobado por el Parlamento de Navarra en octubre de 2010. Y si bien estando UPN en el Gobierno se aprobaron los proyectos constructivos tanto de la primera (2013) como de la segunda fase (2014), nunca se llegaron a materializar.

2.850 metros y dos carriles El proyecto consiste en la construcción de una carretera de nuevo trazado que tiene su inicio en la intersección actual entre la NA-132 (Estella-Sangüesa) y la NA-6140 (Tafalla-Miranda de Arga) y su final en la conexión con la N-121 (Pamplona-Zaragoza), en el entorno de su cruce con la autopista AP-15. Tanto el inicio como el final de la variante se resolverán mediante glorietas, instaladas en las intersecciones. También se construirá otra glorieta frente al polígono industrial La Nava para solventar la intersección de las carreteras N-121, NA-8602 (travesía de Olite) y el acceso al polígono.

La longitud total de la variante será de 2.850 metros y constará de dos carriles de 3,5 metros y arcenes de 1,5 metros en ambos márgenes. Las glorietas, a su vez, tendrán una sección tipo formada por dos carriles de 4,5 metros cada uno, con arcén exterior de 1,5 metros e interior de 0,5 metros.

Con el fin de garantizar la permeabilidad transversal de la vía y minimizar el efecto barrera, se han proyectado tres estructuras a distinto nivel que permitirán cruzar la nueva carretera desde la red de caminos existentes. Son dos pasos superiores, uno en el pk 0+690 y otro en el pk 2+660, y un paso inferior en el pk 2+020.

El proyecto incluye, además, la reposición de once caminos y varios servicios afectados que son interceptados por el trazado de la variante: tres líneas eléctricas aéreas, cinco canalizaciones de telefonía, tres afecciones a la red de gas, otras tres a la red de abastecimiento de la Mancomunidad de Mairaga, una afección a la red de saneamiento de pluviales, seis a la infraestructura de riego de Aguacanal, cuatro a la red de acequias de la Comunidad de Regantes y dos a la red de alumbrado, una del Ayuntamiento de Tafalla y otra propiedad de Audenasa.

Con estas obras complementarias se proyecta la instalación de una pantalla de protección sonora de 300 metros de longitud y 3 metros de altura en el margen derecho del tronco de la variante, entre los ppkk 0+225 y 0+52, y se dotarán de iluminación las intersecciones con la N-121 y con el polígono de La Nava.