“Ya era hora de que se llevara a cabo;se trata de una reclamación muy antigua”

El alcalde de Tafalla, Arturo Goldaracena, espera que la segunda fase concluya en 2020

Jueves, 19 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:00h

tafalla- Tras hacerse pública la noticia de la ejecución, por parte del Gobierno de Navarra, de la primera fase de la variante sur de Tafalla a partir de noviembre o como mucho diciembre de este mismo año, el alcalde de la ciudad del Cidacos, Arturo Goldaracena, ayer no ocultaba su alegría. Y es que a pesar de haber estado trabajando codo con codo con los técnicos del Ejecutivo foral durante todo el año pasado en la revisión y actualización del proyecto (que llevaba aprobado desde 2013), faltaba la confirmación oficial.

“Estamos muy satisfechos. Se trata de una reclamación muy antigua”, reconoce el primer edil. Y no le falta razón, porque en la última década, han sido constantes las mociones presentadas a Pleno por los distintos grupos políticos que han pasado por el Consistorio, y en las que se ha dejado constancia de la necesidad de la obra para descongestionar el centro de la ciudad, por el que pasan centenares de vehículos y camiones al día, repercutiendo esto en la seguridad de los peatones.

De hecho, el Ayuntamiento se ha visto obligado a tener que acometer varias obras de calado en las últimas legislaturas, como construir rotondas y crear nuevos pasos de cebra y elevar los existentes, para favorecer que los viandantes pudieran transitar por la ciudad de forma segura a pesar del intenso tráfico que sigue habiendo hoy en día.

En este sentido, Goldaracena admite que “ya era hora de que la obra se llevara a cabo” y reconoce sentirse “muy contento” tras conocer el anuncio realizado ayer por el Ejecutivo foral. “Ahora lo que esperamos es que una vez se inicie el proyecto, la segunda fase vaya rodada”, señala.

En este sentido añade que a eso es, precisamente, a lo que se ha comprometido el Gobierno del Cambio. En principio a que “en 2019 se licite la segunda fase de la variante sur y se realicen las expropiaciones que sean necesarias para su ejecución, y que la obra se materialice a partir de finales del año que viene, finalizando en 2020”, desvela Goldaracena.

Con respecto a la obra, el alcalde insiste en que la consecuencia directa de la misma será que los camiones dejarán de cruzar por el centro de la ciudad, favoreciendo el tránsito de los viandantes y también de los ciclistas. “A partir de ahí, se podrá reordenar la movilidad por el caso urbano de Tafalla”, adelanta. De hecho el Consistorio está en plena actualización del Plan General de Ordenación Urbana, en el que se contempla que “cualquier ordenación del tráfico, está condicionado por el desarrollo de las variantes”, concluye. - A. Izko