La apuesta será Modric

Por Tomás de la Ossa - Viernes, 20 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Un pronóstico que no es inverosímil: como le avergonzará pedir el Balón de Oro para Varane -salvo a algún friki del Chiringuito, quizás el propio Roncero-, la caverna madridista va a reclamarlo para Modric, por delante de Griezmann, con dos argumentos: 1. Es mejor ganar Champions y ser finalista en el Mundial que ganar Liga Europa y Mundial. 2. Es más difícil ser segundo del Mundial con Croacia que ganarlo con Francia. Además, habrá ocasiones para reforzar su candidatura, como la Supercopa de Europa entre ambos equipos, que se puede tildar de gran título si se gana o de pachanguita de verano si se pierde. Por tanto, dispónganse a enterarse en breve de que Modric es un gran tipo y el verdadero artífice de los últimos éxitos del Real Madrid (¿Ronaldo? Finalizador de los goles que le ponía el croata en bandeja) y de que Griezmann es bueno, sí, pero bastante especialito, y además francés como Pepe Botella o los Le Pen.