Ayuntamientos y autonomías podrán invertir el superávit

La medida fue propuesta por el Gobierno Foral para dedicar los 230 millones de excedente

Viernes, 20 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

La ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero, junto a la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet.

La ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero, junto a la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet. (EFE)

Galería Noticia

La ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero, junto a la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet.

pamplona- La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se comprometió ayer a flexibilizar las condiciones para que los ayuntamientos y comunidades autónomas en superávit puedan invertir estos fondos, ahora limitados por el “encorsetamiento” de la regla de gasto, una medida de disciplina fiscal que obliga a destinar a amortización de deuda pública los ingresos adicionales, como por ejemplo los del Convenio.

Una medida que ya propuso el Gobierno de Navarra para invertir los 230 millones de superávit (el equivalente al 1,16% del PIB) con los que cerró 2017 tras cumplir con sus objetivos fiscales (endeudamiento, déficit y regla de gasto). Un dato que superó el límite fijado por el Ministerio de Hacienda, que había impuesto a las comunidades autónomas un déficit máximo del 0,6%, estimado en 120 millones de euros.

Para Navarra, que cerró 2017 en orden con todas las exigencias fiscales, con la tesorería en positivo y un superávit de aproximadamente 230 millones, una de sus prioridades era superar las estrecheces de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Por ello, Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra, ya había insistido al recién llegado a la Moncloa, tanto en declaraciones públicas como por carta.

Por su parte, Montero, en declaraciones a los medios después de la reunión de la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL), puntualizó que esta iniciativa se emprenderá una vez que las Cortes hayan dado el visto bueno a la nueva senda de estabilidad presupuestaria para el periodo 2019-2021 que se aprueba hoy.

El objetivo, explicó Montero, es ampliar el porcentaje de superávit que se puede dedicar a inversiones financieramente sostenibles más allá de la regla de gasto (que impide aumentar el gasto más de un determinado porcentaje), así como “modificar el concepto” de estas inversiones, lo que permitirá desarrollar proyectos que ahora no son posibles.

En definitiva, “incorporar preocupaciones que existen” en los municipios. Montero añadió que pretende convocar este mes la comisión encargada de estudiar la modificación de la regla de gasto para analizar “con más detalle” los elementos que se pueden incorporar.

La ministra también avanzó que el Gobierno apoyará la tramitación de la ley que regula el impuesto de la plusvalía (después de que el Tribunal Supremo dictaminara que no se pueden gravar con este tributo las ventas a pérdidas), que fue el resultado de un acuerdo del anterior Ejecutivo con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

fondos europeosTambién planteó la necesidad de trabajar para que la ejecución de los fondos europeos en los municipios no “compita” con el resto de recursos amparados bajo la regla de gasto. Montero explicó que el encuentro de ayer también sirvió para “tomar nota” de las aspiraciones de las administraciones locales, con el objetivo de que tengan el protagonismo “que merecen”, al tiempo que agradeció el esfuerzo de este subsector a la corrección del déficit público.

También la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, mostró su voluntad de situar las corporaciones locales “en el centro de la política”. En ese sentido, se ha propuesto la constitución de un grupo de trabajo para evaluar una posible ampliación de sus competencias, lo que se plasmaría en un proyecto de ley.

También se abordó la creación de otro grupo de trabajo para afrontar el reto demográfico, y en el que tienen que participar entidades locales y comunidades autónomas, que son quienes conocen la realidad de sus municipios y los problemas como la despoblación o el envejecimiento. - D.N.