De hoy en día. Ciudadanas

Las bicicletas son para el verano y los scooter, para la ciudad. Esto ha sido siempre cierto y ahora también lo es, pero con los Kymco Like 125 y la e-bike Q hay mucho por descubrir y sin abandonar nuestros desplazamientos urbanos.

Un reportaje de Tomás Pastor - Sábado, 21 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

El scooter Like 125 y la e-bike Q constituyen una clara apuesta de Kymco por la movilidad urbana.

El scooter Like 125 y la e-bike Q constituyen una clara apuesta de Kymco por la movilidad urbana. (Foto: T.P.)

Galería Noticia

El scooter Like 125 y la e-bike Q constituyen una clara apuesta de Kymco por la movilidad urbana.

aprovechando que estamos en verano, disfrutamos de buen tiempo, muchas personas han abandonado la urbe en busca de sus destinos vacacionales y apetece menos el coche y más las dos ruedas, hemos decidido darnos un garbeo en dos vehículos ciudadanos por excelencia, un scooter de 125 cc de estilo vintage, pero con tecnología y planteamientos de lo más moderno, el Kymco Like 125, y una bicicleta eléctrica de la misma marca. Aunque sólo hay cien euros de diferencia entre ambos, 2.599 euros el Like 125 (a los que sumar los gastos de matriculación, pero que ya incluye en esa tarifa seguro a terceros con cobertura de robo) y 2.499 euros la e-bike modelo Q (con rueda de 20 pulgadas, doble suspensión regulable y cambio Shimano Deore de 10 velocidades, frente a la más sencilla Qlite, también plegable parcialmente, y la tentadora de rueda alta de 24 pulgadas modelo B), les aseguro que tengo serias dudas de en qué vehículo, moto o bici eléctrica, invertiría mi dinero si tuviera sólo esos 2.600 euros para gastar.

El Like es un precioso scooter urbano de estética vintage, con 125 cc, motor de cuatro válvulas refrigerado por aire, inyección electrónica, 11,5 CV a 8.500 rpm, 10,0 Nm de par máximo a 6.750 vueltas, una velocidad máxima que supera los 100 km/h (lo pusimos de marcador a más de 110 km/h), potente frenada con dos discos y sistema combinado de funcionamiento, transmisión por variador continuo, 128 kilogramos de peso en orden de marcha, suspensión trasera regulable en precarga, luces delanteras y traseras de led, guantera con conexión USB para recargar dispositivos, 2,8 litros de consumo medio y un depósito de combustible de 6,5 litros.

De orientación eminentemente urbana, aunque la solvencia de su propulsor invita a salir a carreteras de doble sentido, destaca por su ligereza, tamaño contenido (es ideal para tallas pequeñas y medianas), agilidad en el tráfico, brillante frenada y sobresaliente maniobrabilidad. Con tacto refinado y moderada sonoridad, también convence por el agrado de uso, su plataforma plana con gancho para bolsas y por una sensación general de producto de calidad, diseñado con esmero y hecho para durar muchos años y dando muchas satisfacciones. Apenas cabría mejorar su hueco para el casco (sólo jets) y la pata de cabra de retorno automático.

Tras el paseo por ciudad y carretera con el coqueto Like 125, llega el turno de la bicicleta con pedaleo asistido Kymco e-bike Q. Y aquí viene el lío. Un servidor, que hace años que no pedaleaba fuera de su bici de spinning, redescubre el placer de desplazarse en ciudad sobre dos ruedas y sin motor de combustión, en total silencio, sin molestar a peatones ni entorpecer a coches, ya sea por el carril bici o por la carretera, sin contaminar y con una agilidad, ligereza (los tres modelos pesan entre 22 y 28 kilogramos), rapidez, comodidad y moderado gasto de energías que hacen de esta Kymco e-bike Q una delicia para todos los públicos, sin importar si abundan las subidas o carecemos de la forma física ideal.

La batería extraíble se puede cargar en casa totalmente y desde cero en cuatro horas, y además sólo es compatible con el motor de esa bicicleta en concreto y con ese display específico de manejo, un componente extraíble que hace las veces de llave y de ordenador de a bordo, además de activar la alarma para detectar intentos de robo. Kymco ha pensado en todo en estas bicicletas de pedaleo asistido (el motor eléctrico sólo ayuda cuando pedaleas y según el nivel de potencia seleccionado, aunque permite arrancar sola en subidas y presionando un botón de asistencia) y hasta logra recargar baterías cuando superamos los 35 km/h de velocidad.

Al final, tras retornar al concesionario para realizar las fotografías de rigor, llego a la conclusión de que el scooter Like 125 es un producto redondo, totalmente recomendable;pero que lo realmente me ha emocionado ha sido la bicicleta de pedaleo asistido. Estamos hablando de un precio considerable, pero la calidad del producto, su sobresaliente diseño a todos los niveles (estético, funcional, dinámico, de seguridad y eficiencia) y lo divertido que ha resultado pedalear así me llevan a pensar que en Kymco han acertado plenamente. Mi recomendación es que la prueben, que entren en la página web Kymco.es/e-bikes y sondeen las múltiples posibilidades que ofrece, tanto para conocer esta forma de movilidad como sus modos de financiación, formas de entrega del vehículo, mantenimiento, etc. Es una ciudadana de hoy, pero con planteamientos de futuro.

KYMCO LIKE 125 Y

E-BIKE Q