Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
Programa de acogida para adolescentes

Voluntarios de SEI ayudan a inmigrantes en proceso de reagrupación familiar

El Servicio Socioeducativo Intercultural realizará un programa especial en agosto

Joana Lizarraga - Sábado, 21 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Vanesa Goñi, directora de SEI, junto a los premonitores/as Erika, Nathaly, Camilo, Intissar y Naiara.

Vanesa Goñi, directora de SEI, junto a los premonitores/as Erika, Nathaly, Camilo, Intissar y Naiara. (M. SAIZ)

Galería Noticia

Vanesa Goñi, directora de SEI, junto a los premonitores/as Erika, Nathaly, Camilo, Intissar y Naiara.

Pamplona- El Servicio Socioeducativo Intercultural (SEI) desarrollará en agosto el primer programa de acogida a adolescentes recién inmigrados y sus familias. El programa acoge y acompaña a chicos y chicas de entre 12 y 17 años que han llegado a la comarca de Pamplona durante este año 2018.

Estos adolescentes comparten el vivir un proceso de reagrupación familiar, siendo la media de separación entre estos y sus madres y padres, de unos diez años. Esto hace que en muchos casos este proceso de reagrupación requiera de la elaboración de diversos duelos y la gestión de diferentes dificultades.

El próximo mes de agosto participarán en el programa 30 chicos y chicas y 11 premonitores, adolescentes que han pasado por programas del SEI y que ahora son ellos quienes ayudan a menores que se encuentran en una situación que estos ya vivieron con anterioridad. Durante el mes de julio, los premonitores han desarrollado una formación para poder ejercer un acompañamiento de calidad.

En total, ya son más de 80 personas las que formarán parte del equipo, que trabajará codo con codo durante el mes de agosto, entre los participantes en el programa, premonitores, familias y voluntarios.

Aunque las listas no estén cerradas, ya ha quedado patente por los inscritos hasta el momento que los grupos serán de lo más variados en cuanto a orígenes y culturas. Hasta el momento ya han dado su nombre participantes de 15 países de todo el globo: Perú, Nicaragua, Ecuador, república Dominicana, Venezuela, Honduras, Bolivia, Senegal, Mali, Marruecos, Ghana, Pakistán, Nigeria, Siria y Colombia.

A pesar de que quede poco tiempo para que el proyecto arranque, SEI sigue en la búsqueda de voluntarios mayores de 21 años que tengan libres las mañanas de agosto, de 10 a 12.30, para participar en el programa socioeducativo en las aulas.

el proyectoPor un lado, el programa consiste en el acompañamiento socioeducativo, que se desarrollará en un aula, donde se comenzará la nivelación escolar de los participantes en grupos reducidos. En este espacio se trabajarán contenidos académicos y el aprendizaje de castellano. Además, se tratarán temas como el autoestima, el apoyo emocional, el desarrollo de habilidades sociales, el género, la prevención de conductas de riesgo o la resiliencia. El objetivo de esta iniciativa es crear un primer contacto que derive en una relación con sendos vínculos afectivos.

Por otra parte, se llevará a cabo un acompañamiento para desarrollar actividades de ocio y así crear un sentimiento de pertenencia a la comunidad, además de dar a conocer los recursos existentes en la ciudad.

Entre las actividades que se realizarán, destacan la yincana por el Casco Antiguo, la visita a las pozas de Huarte, juegos en la Vuelta del Castillo, juegos en la Taconera, concursos de villavesas, deportes en Mendillorri, experimentos en el reo para la educación medioambiental o una sesión de astronomía, entre otras cosas.

Para quién

El SEI es una asociación compuesta por un equipo de voluntarios sensibilizados con las dificultades que se les presentan a las personas inmigrantes que se encuentran en proceso de duelo migratorio y de adaptación. El proyecto que ofrece la asociación está especialmente dirigido a usuarios del programa de Acogida Socioeducativa, adolescentes inmigrantes que recién han llegado a Pamplona, y adolescentes en situación de dificultad social.