Salinas de oro apoya a su producto estrella

El día 29 serán las Jornadas Gastronómicas en torno a la sal de manantial
Han preparado un completísimo programa

R. Usúa - Sábado, 21 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

F. Eraso, F. Urra, A. Alfaro, C. Apesteguía, G. Gironés y S. Redondo, en la salinera.

F. Eraso, F. Urra, A. Alfaro, C. Apesteguía, G. Gironés y S. Redondo, en la salinera. (R. USÚA)

Galería Noticia

F. Eraso, F. Urra, A. Alfaro, C. Apesteguía, G. Gironés y S. Redondo, en la salinera.

SALINAS DE ORO- El próximo domingo, día 29 de julio, se celebrará una nueva edición de las Jornadas Gastronómicas en Salinas de Oro, donde el mejor embajador del municipio, su sal de manantial natural, será una vez más la gran protagonista de un completísimo programa durante toda la mañana. El evento lo organizan la Asociación Turística Tierras de Iranzu y el Ayuntamiento con la colaboración del Departamento de Turismo del Gobierno de Navarra, la Fundación Caja Navarra y Reyno Gourmet aunando gastronomía, artesanía, espectáculos teatrales y, por supuesto, actividades relacionadas con el agua salada, todas accesibles para personas con discapacidad o diversidad funcional.

En esta ocasión la madrina y pregonera del acto será la popular Angelita Alfaro, quien alabó en la presentación la gran calidad de los productos navarros y, en concreto, de la sal, “un lujo de cinco estrellas”, dijo. Además, las Jornadas este año serán tematizadas, haciendo referencia a la Batalla de Valdejunquera (año 920), “en la que se batieron cristianos y musulmanes en las inmediaciones de Salinas de Oro”, explicó Charo Apesteguía, gerente de Tierras de Iranzu.

el programaLa jornada de promoción de este producto arrancará a las 10.00 con una feria de artesanía, hermanamiento del pimiento del piquillo de Lodosa con la sal de Salinas o cata de aceites de almazaras navarras con sales y degustación de hamburguesas con pimiento del piquillo.

Además, habrá un taller de galletas saladas para los pequeños (con Granja Escuela Basabere), exposición de ganado de Salinas, animación con la compañía de teatro de Zaragoza Los Almugábares, -que se encargarán de recrear la batalla del año 920-, un concurso de cata de sales con premio y exposición de sales del mundo, talleres infantiles con sal de manantial, y se habilitarán piscinas de agua salada y dos zonas de baños de pediluvio. Para ello, hay que llevar ropa de baño y toalla. “Podrán comprobar su salinidad, similar a la del Mar Muerto y sus grandes cualidades para la salud humana”, apuntó la gerente.

La jornada incluye también pintxo-pote de productos gastronómicos con sal de manantial, visitas guiadas para conocer el oficio de la extracción (castellano, euskera, inglés y francés, o un taller de los sentidos, también con sal. Ya a las 11.00 será el pregón y la presentación de la nueva cosecha de flor de sal de manantial y sal de oro, que coincidirá con un photocall medieval y una escuela de caballeros para los más pequeños.

A partir de las 11.40 comenzarán los talleres gastronómicos, cocinando en directo con sal de manantial, a cargo de Manu Ortiz de Elguea (Bodegas Asador Lezaun);Enrique Martínez (Restaurante Hotel Los Tres Reyes);Iñaki Andradas (Restaurante Baserriberri);las blogueras gastronómicas Silbia Redondo y Helena Bonhome, y Víctor Napal, de Pastelería La Ángela (Estella).

A las 12.00 habrá una charla y muestra de vestuario y armamento del siglo X, juegos medievales con técnicas de combate, y a las 13.00 pasacalles medieval con lanzamiento de lanzas. Ya a las 14.00 habrá sorteo de productos de Tierras de Iranzu, sales y vino, y durante la jornada se podrá degustar Ternera de Navarra en hamburguesas con guarnición, así como productos de la zona.

centro de baños En la presentación del evento, el alcalde de Salinas de Oro, Francisco Javier Eraso, agradeció el apoyo de todo el pueblo para hacer realidad desde hace años estas jornadas, aunque lamentó que el gran proyecto en el que trabajan -un centro de baños lúdicos y terapéuticos- se haya retrasado. Eso sí, aseguró que van a seguir trabajando en su desarrollo.

Por su parte, Fernando Urra, de la Fundación Caja Navarra, destacó la importancia de dar a conocer este oficio y todo el proceso sobre todo a los más jóvenes, mientras que la bloguera Silbia Redondo destacó la gran calidad de la sal que se extrae en el municipio.

Gregorio Gironés, de la salina Gironés Hermanos, destacó las cualidades del producto. “El agua del mar tiene entre 30 y 50 gramos de sal por cada litro, y esta ronda los 280, con un máximo de 300. El agua se va evaporando y queda la sal, que es muy rica en minerales. Tiene tres veces más yodo que otras que se venden y además de forma natural y es la única eco del mercado”, aseguró.