Cinco serán de carga rápida y 35 semirápidos

Se estudian ubicaciones para una estación y 40 puntos de recarga de coches eléctricos

Cinco serán de carga rápida (media hora) y 35 semirápidos (6-8 horas)
Por Pamplona circula medio centenar de estos vehículos, aunque se prevé un aumento

Kepa García | Unai Beroiz - Sábado, 21 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Dos de los cargadores para vehículos eléctricos instalados en la calle Esquíroz.

Dos de los cargadores para vehículos eléctricos instalados en la calle Esquíroz. (UNAI BEROIZ)

Galería Noticia

Dos de los cargadores para vehículos eléctricos instalados en la calle Esquíroz.

Pamplona- El Ayuntamiento está estudiando la mejor ubicación posible para una estación ‘fotolinera’ y los 40 puntos de recarga para vehículos eléctricos que se van a instalar en Pamplona con el objetivo de reducir la contaminación ambiental. La medida forma parte de las iniciativas incluidas en el proyecto europeo Stardust, que invertirá en Pamplona 5,5 millones en distintas soluciones encaminadas a aumentar la eficiencia energética global y mejorar la calidad de vida de la ciudad, así como la estimulación de la economía local y la aparición de nuevos modelos de negocio.

Una empresa navarra de reciente creación, Beeplanet Factory, es la encargada de analizar sobre el terreno la ubicación para la estación y los 40 puntos de recarga aplicando criterios de distribución y proporcionalidad en todos los barrios. Los trabajos comenzaron en junio y se desarrollarán hasta septiembre, con la idea de tener elaborado el informe definitivo en plazo de cara a incluir el proyecto en los presupuestos de 2019.

Según explicó ayer José Costero, responsable de la Oficina Estratégica del Ayuntamiento, el objetivo es contar a corto plazo con una red municipal de recarga capaz de dar servicio a los ciudadanos ante el previsible aumento del número de coches eléctricos.

Además de las instituciones públicas -tanto las comunitarias como nacionales y autonómicas, que lo consideran una prioridad y llevan tiempo impulsando políticas en este sentido- los propios fabricantes han acabado por sumarse, con turismos eléctricos cada vez más asequibles y con mayor autonomía, en parte obligados por la normativa europea según la cual las marcas deben poner en el mercado al menos un vehículo de estas características.

medio centenar de vehículosEn Pamplona, según los últimos datos oficiales, circula medio centenar de vehículos eléctricos, cifra que en el conjunto de Navarra llega a 200.

En este contexto se enmarca el proyecto Stardust, que fue seleccionado el año pasado por la Comisión Europea dentro de la convocatoria de Ciudades y Comunidades Inteligentes entre los 17 proyectos presentados. Con una duración de 5 años, cuenta con un consorcio formado por 29 socios procedentes de nueve países europeos, empresas públicas y privadas, centros tecnológicos, universidades y pymes.

Una de las tres líneas de desarrollo de Stardust (las otras dos son la reducción del consumo energético y la integración de infraestructuras) se centra precisamente en la movilidad eléctrica. Para ello propone la integración de acciones para el impulso de los vehículos eléctricos, tanto para el transporte público como privado, incluyendo la logística y transporte de distribución.

DOS MODELOS

Para ello, el Ayuntamiento quiere pasar de los 4 puntos de recarga (dos en la calle Esquíroz, 10;y otros dos en las calles Arcadio María Larraona y avenida San Ignacio) a 40 el año que viene. El modelo de los cargadores no está definido, pero sí se ha determinado que 5 serán de carga rápida (permiten un 80% de la recarga del vehículo en media hora ) y los otros 35 de carga semirápida (entre 6 y 8 horas).

Los puntos de recarga semirápida (22 kW) y los de recarga rápida (50 kW) estarán integrados en una misma aplicación de gestión de los mismos, incluyendo la reserva y cobro por cada servicio. A nivel técnico hay que destacar que una recarga a 50 kW supone incrementar la autonomía de un vehículo a un ritmo de 100 kms cada 20 minutos (a 22 kW será casi 1 hora de recarga para 100 kms).

Jon Asín, responsable de Beeplanet Factory, comentó ayer que se buscarán las ubicaciones más idóneas dentro de la extensión del municipio teniendo en cuenta criterios como la densidad de población sin acceso a garaje en propiedad, cercanía a zonas de servicios (administración, hospitales, oficinas o restaurante), zonas de frecuente origen y destino de pasajeros de taxi y el coste de cada ubicación. Además de las localizaciones, también será necesario definir unas condiciones de uso por tiempo según las necesidades del usuario final, para conseguir una optimización del uso de la infraestructura. Según avance este trabajo, se planificarán reuniones con el colectivo de taxistas, el de los gestores de recarga y el de los usuarios de vehículos eléctricos, esta última abierta a otros ciudadanos, que deseen aportar su opinión a la propuesta final.

El reto es optimizar el presupuesto asignado con el objetivo de satisfacer en la mayor medida posible a los tres grupos de usuarios que se quieren priorizar: ciudadanos de Pamplona que no disponen de un garaje propio con infraestructura de recarga, el colectivo de taxistas y los visitantes que vienen a Pamplona con motivos laborales o de ocio.

OPERADOR AUTORIZADO

Un operador autorizado, público o privado, se encargará de poner en marcha este sistema. Actualmente, Iberdrola mantiene los 4 puntos de recarga en Pamplona, aunque si se optara por un operador público el Ayuntamiento dispone desde hace meses de una comercializadora de energía municipal que podría asumir la gestión.

“Queremos que haya cargadores en todos los barrios y disponer de una infraestructura municipal con capacidad de incluir a los sistemas privados que puedan generarse en el futuro, con la idea de crear una red única que dé servicio eficiente a los ciudadanos con estos vehículos”, comentó el director de la Oficina Estratégica, que junto al área de Ecología Urbana y Movilidad está dirigiendo la iniciativa.

los apuntes

Emprendedores. La empresa encargada de estudiar la ubicación de los puntos de recarga, Beeplanet Factory, se dedica al desarrollo de un sistema de gestión, selección, refabricación y reutilización de baterías de segunda vida procedentes de vehículos eléctricos. Fue uno de los ocho proyectos incluidos este año en la sexta edición de la convocatoria de Impulso Emprendedor, el programa de aceleración que promueve el Gobierno foral, a través del CEIN.

Bicicletas públicas eléctricas. El área de Ecología Urbana y Movilidad trabaja en un proyecto para la introducción de la bici eléctrica y la ampliación del servicio de alquiler de bicis.

Siete ciudades europeas. Junto a Pamplona, en el proyecto Stardust están involucradas otras dos ciudades ‘faro’, Trento (Italia) y Tampere (Finlandia), además de cuatro ciudades seguidoras: Derry (Reino Unido), Litometice República Checa), Kozani (Grecia) y Cluj-Napoca (Rumania).

la cifra

57.000 €

partida. El Ayuntamiento tiene una partida este año para el proyecto de diseño de la red de puntos de recarga. La previsión es el proyecto entre en el presupuesto de 2019.