Buena feria con toros de Murteira Grave, Guadalest y Aldeanueva

El abono organizado por Juan Luis Ruiz recupera una tercera corrida de toros, tendrá 7 debutantes y se celebrará entre el 25 y 29 de julio

MANUEL SAGÜÉS - Sábado, 21 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Gonzalo Caballero en su debut en Pamplona en 2017.

Gonzalo Caballero en su debut en Pamplona en 2017. (Foto: OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Gonzalo Caballero en su debut en Pamplona en 2017.

TUDELA. El tudelano Juan Luis Ruiz es el responsable de la próxima feria de Santiago y Santa Ana de Tudela. Lo hace en solitario, después de la experiencia de dos años en unión a Jesús Macua Corera.

Como argumentos principales de la abono se puede apuntar la recuperación de una corrida de toros, la categoría de las ganaderías contratadas y las novedades en los carteles.

Las tres corridas de toros que componen el abono en cuanto a espectáculos de lidia y muerte se celebrarán los días 25, 28 y 29. Cabe recordar que la importante disminución de la ayuda del ayuntamiento obligó a la supresión de una de las corridas de toros. Así hay que destacar el esfuerzo del gestor por recuperar la tercera corrida que, además, conlleva el aumentar el atractivo de los encierros matutinos.

Las ganaderías El elenco ganadero es, a priori, de garantía. Murteira Grave, Guadalest y Aldeanueva son hierros de la Unión de Criadores de Toros de Lidia y con una historia bien contratada en el tiempo y en la calidad de sus materias primas.

La divisa lusa de Murteira Grave, de procedencia Parladé por distintas vías de sangre, y la de Guadalest, proveniente de Núñez y Torrestrella, debutarán en la capital ribera. No así Adeanueva, de procedencia Juan Pedro Domecq, que el año pasado lidió una buena corrida de toros de la que salieron a hombros El Cid y Daniel Luque y en la que cortó otra oreja Juan José Padilla, en lo que, a la postre, fue la despedida del ruedo tudelano, ya que ha decidido retirarse al final de esta campaña de 2018.

Esperamos que las tres ganaderías presenten el trapío que requiere la otrora importante feria taurina de Tudela y que desarrollen un buen juego que propicie las buenas actuaciones artísticas de los toreros.

Muchos toreros debutantesUn dato destacado, más si se compara con 2017 año en el que los seis toreros que actuaron ya lo habían hecho en la Chata de Griseras, es el que serán siete los toreros que tendrán que hacer el paseíllo desmonterados por ser la primera vez que toreen como matadores de alternativa en esta plaza. Es decir, de los nueve toreros, sólo dos ya saben lo que es torear triunfar en Tudela: El Cid y Manuel Escribano. Los debutantes son Antonio Nazaré, Joaquín Galdós y Miguel Ángel Pacheco, el día 25;Juan del Álamo el día 28;y Curro Díaz, Gonzalo Caballero y Guillermo Hermoso de Mendoza (rejoneador).

Los carteles son equilibrados y todos, aunque sin presencia figuras, tienen buenos atractivos. En la corrida de Murteira del 25 destaca las presentaciones de Joaquín Galdós y Miguel Ángel Pacheco. Galdós, aunque ya toreó sin caballos en San Adrián, debuta en Navarra como matador y viene avalado por formar parte de la nueva hornada de toreros peruanos que capitanea Roca Rey. De hecho, Galdós y Roca son amigos y han compartido muchos momentos de preparación profesional.

El gaditano Miguel Ángel Pacheco es conocido en Navarra por haber triunfado con tres orejas en la gran novillada de Ana Romero lidiada el año pasado en Peralta. También salió a hombros en Fitero en 2016 con utreros navarros de Santafé Martón.

Abriendo cartel irá Antonio Nazaré, fino sevillano cuyo fuerte siempre ha sido su toreo al natural. Está en fase de recuperar el terreno perdido los últimos años.

En la corrida de Guadalest del día 29 torearán dos diestros de gran categoría profesional y que ya han salido a hombros en Tudela. El Cid debutó cortando una oreja en 2008 (Esteban Isidro) y logró puertas grandes en 2011 (Marca) y 2017 (Aldeanueva). Y Manuel Escribano, banderillero y poderoso muletero, se presentó en esta plaza de novillero en 2002 cortando dos orejas a un utrero de Martínez Elizondo. En 2014 no tocó pelo con un mal lote de Millares.

Cierra el serial una corrida mixta en la que el jovencísimo caballero Guillermo Hermoso de Mendoza debutará en Navarra en un plaza que no sea la de su Estella natal. El cartel lo completa el debut de dos toreros atractivos pero distintos: Curro Díaz, veterano y torero de enorme clase. Gonzalo Caballero, apoderado por la empresa gestora del coso tudelano, pondrá en escena con toda seguridad, entrega y valor, lo que es sinónimo de emociones.

Los aficionados quizá echen en falta a toreros navarros, de la propia merindad, como son el murchantino Javier Antón y el cirbonero Javier Marín, que tomó la alternativa en Tudela el año pasado. Por una u otra razón, entre las que pudiera estar el interés artístico y el acuerdo económico, ambos diestros tendrán que esperar mejor ocasión.