eneko larrarte alcalde de tudela

“Estoy ilusionado con seguir y si quieren que participe estaré en primera línea”

La posible pérdida de la mayoría con la entrada de Inés Abaigar (tras su enfrentamiento con Larrarte) parece no preocupar al alcalde que afronta las últimas fiestas de Santa Ana de la presente legislatura

fermín pérez-nievas - Sábado, 21 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El alcalde, Eneko Larrarte, en la puerta del Ayuntamiento.

El alcalde, Eneko Larrarte, en la puerta del Ayuntamiento. (Foto: f. P-N.)

Galería Noticia

El alcalde, Eneko Larrarte, en la puerta del Ayuntamiento.
“Hay una mayoría progresista en el pleno y espero que todo el mundo vaya de lo que dice que es” “Tenemos mejores fiestas que las que nos encontramos en 2015, han mejorado cada año”

tudela. La entrada de la nueva edil Inés Abaigar (que sustituye a Sofía Pardo), a priori y según sus declaraciones, les hace perder la mayoría ya que ha dicho que no se integrará en I-E. ¿Está preocupado?

-No. En el salón de plenos hay una mayoría progresista y para los proyectos importantes de la ciudad yo creo que todo el mundo estará a la altura. Hay una mayoría progresista en la ciudad y en el salón de plenos, y en ese sentido espero que todo el mundo responda y vaya de lo que dice que es. Hay que hablar de propuestas y necesidades y no de grupos políticos. Fuera de estas cuatro paredes eso no le interesa a casi nadie.

Después de tanto trabajo para formar un equipo de gobierno progresista, ¿no es llamativo que todo dependa de una persona?

-No depende todo de una persona, lo llamativo es que haya una persona que ha estado totalmente desvinculada y que de repente tenga mucho interés en participar en un colectivo del que no ha formado parte, básicamente porque no ha querido. Los demás podíamos haber ido a buscarla, pero después de 37 años en la oposición cuando llegas al gobierno lo que haces es volcarte en el trabajo interno e incluso no cuidas a tu gente de partido. Pero tu gente lo comprende y está cerca. Lo sorprendente es que alguien desvinculado tenga interés en estar en un colectivo en el que no ha estado.

Tras esta experiencia, ¿van a cambiar la forma de hacer las listas?

-Hay que aprender de las decisiones que tomamos, en lo positivo para consolidarlas, y en lo negativo para reconducirlas. Pero no podemos ni debemos hacer una lectura a toro pasado. Hay decisiones que en un determinado contexto tienen sentido y en otro no. Por ejemplo mi bajada de salario me parecía que era algo que necesitaba la sociedad porque la política estaba desvirtuada y parecía que cualquiera que se dedicase a un cargo público era para ganar mas dinero. Aquel gesto puede ser criticable y manda otras señales negativas como que con el salario que cobro muchos no se podrían dedicar a esto. Fue una decisión adecuada en ese contexto. En el caso de las primarias pasa eso. Hicimos una lista lo más abierta posible, que ilusionase al mayor numero de gente, que personas progresistas como Javier Gómez se pudiese acercar, pero ahora consolidado el proyecto, sabiendo lo que es hacer labor de equipo de gobierno, hay que meter matices y pensar más en un equipo capaz de gestionar e involucrarse muchas horas y capacitado;más que la balanza de que quepa cualquiera. Habrá que buscar equilibrio y a partir de septiembre plantearlo.

¿Se ha planteado Eneko Larrarte seguir?

-Estoy muy ilusionado con lo que hemos conseguido después de dos años. Hemos madurado mucho a base de golpes y ahora tenemos comportamientos más meditados, hablados y medidos que hace tres años. El cambio ha sido radical. Tenemos la estructura de gestión, la conocemos y hemos hecho algunos cambios (unos fallidos y otros acertados). Estoy contento y el proyecto está a mitad, de hecho ahora están floreciendo muchas cosas que empezamos a sembrar hace años, hay mucho margen de mejora. Esa ilusión o se acompaña de un equipo potente, y que el colectivo quiera que yo esté, o no tiene sentido, es un proyecto colectivo. Si quieren que participe yo estaré en primera línea. Mis ganas están pero yo nunca iría si el grupo no quiere que esté.

¿Ha hablado con Inés Abaigar estas semanas?, ¿será edil no adscrita?

-Con el grupo municipal no ha tenido contacto. Ni ella conmigo, ni yo con ella. No sé como va a entrar o dónde se va a integrar porque ha cambiado de opinión tres veces. Tiene el derecho de ser concejala y decir dónde quiere estar. La decisión es de ella, igual que ha dicho que se siente fuera del colectivo puede decir que quiere estar dentro.

Pueden ser sus últimas fiestas como alcalde, ¿qué balance hace de la evolución de las fiestas en estos años?

-Las fiestas han mejorado ostensiblemente, no por la labor municipal del presupuesto, sino básicamente por la labor de coordinación y trabajo silencioso que hizo Magallón durante estos años y que ha posibilitado que la gente que quería hacer cosas las haya podido hacer. Tenemos mejores fiestas que las que nos encontramos en 2015, que han mejorado cada año y espero que éste también. A nivel personal tendré la pena de no tener un gran concejal de Festejos, que Josean lo será pero le falta aún recorrido.

Mirando hacia atrás dejar de subvencionar los toros fue una novedad importante.

-Hemos demostrado que lo que se pagaba no eran los encierros. Ahora hay más días encierros de toros, el Ayuntamiento se ahorra un dinero y no se subvencionan los espectáculos con muerte animal en la plaza;y eso se decía que era imposible. Los encierros no son ni mejores ni peores. Se ha consolidado con normalidad, pese al Apocalipsis que auguraban.

¿Se mantiene su ausencia en la procesión y acudirá con los gigantes?

-Si, probablemente, no tengo idea de cambiar la manera en la que asisto. No me incorporaré a la comitiva porque delego en José Ángel Andrés.

¿Se queda con ganas de incorporar algo más?

-Nos queda mejorar la programación infantil, buscar cosas más didácticas e interactivas. Que sean representaciones con los niños y no para los niños y que tengan mensaje (sostenibilidad, el trato a los animales...).

En el tema de la limpieza, ¿habrá vasos reciclables?

-En las peñas se ha lanzado la iniciativa, pero no en los bares. Ese sería uno de los objetivos para el año que viene y en cuanto a la limpieza se mejorarán zonas puntuales y casos concretos.

¿No necesita el programa un incentivo o lavado de cara?

-Estamos abiertos a ideas. Tienen unos pilares inamovibles. Soy de la idea de que el objetivo es que en la ciudad pasen cosas, no que haya un megaconcierto, que también, pero unas buenas fiestas es que salgas por la mañana y veas a gente de blanco y rojo que van a almorzar, una fanfarre... es el modelo en que creemos aunque podría haber más cosas. El tema es que pasen cosas y no que las haga el Ayuntamiento. Habría que buscar un espacio para jóvenes de 13 a 17 años, pero con cuidado de cómo se hace y qué valores trasmites.

frases