Fraile se consagra

triunfo el vizcaíno, debutante en el tour, se hace con la victoria de etapa en mende

Domingo, 22 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Omar Fraile, en el momento de cruzar la línea de meta en Mende.

Omar Fraile, en el momento de cruzar la línea de meta en Mende. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Omar Fraile, en el momento de cruzar la línea de meta en Mende.

mende (francia)- El vizcaíno Omar Fraile (Astana) alcanzó su sueño como ciclista en su debut en el Tour con una victoria en solitario en la decimocuarta etapa, entre Saint-Paul Trois-Chateaux y Mende, de 188 kilómetros, en la que el británico Geraint Thomas (Sky) conservó el maillot amarillo y Mikel Landa y Nairo Quintana volvieron a perder tiempo.

Lo de Omar fue llegar y besar el santo. En un final agónico vivió con euforia los últimos metros. Detrás, impotentes en la persecución, el francés Alaphilippe y el belga Stuyvens.

En la otra etapa, la que finalizó casi 20 minutos después, los hombres de la general aparecieron en los muros que se reparten en los 3 kilómetros de subida al 10 por ciento de media. El esloveno Primoz Roglic, el ganador en el País Vasco, atacó para arañar segundos en la general. Fue el primero de la etapa B.

A 7 segundos del exsaltador de esquí, de la mano, Froome, Dumoulin y Geraint Thomas. Unos metros descolgados, los hombres del Movistar, Nairo Quintana a 18 segundos y Mikel Landa a 36.

Otro salto atrás de los líderes de la escuadra navarra, ya haciendo cuentas para maquillar el Tour en los Pirineos con un triunfo parcial. Thomas continúa de amarillo, le sigue Froome a 1:39 y Dumoulin a 1:50. Landa es sexto a 3:42 y Nairo Quintana, octavo a 4:33.

Una etapa con aliciente al final que se encendió pronto por el viento. Hubo abanicos y cortes en el pelotón. Algunos se llevaron un buen sofocón, pero finalmente se marcharon de aventura 32 hombres y el Sky decretó rodaje hasta el ascenso de Mende.

Entre los escapados nombres ilustres. Allí estaba Sagan, el campeón de España Gorka Izagirre, De Gendt, Stuyvens, Gilbert, Van Avermaet, rodadores que anunciaban éxito de la fuga.

En el Col del Puente Sin Agua atacó Stuyvens mientras discutían Izagirre y Slagter por los relevos. El ciclista belga inició un viaje en solitario hasta el aeródromo, otro sueño en marcha para el ciclista del Trek, quien se dejó el alma por su estreno en el Tour. Ese sueño se le acabó cuando Fraile le rebasó a 2 kilómetros de meta.

Fraile apretó los dientes y tiró para adelante. Por detrás había despegado como un avión Alapilippe después de un ataque de Gilbert. Intriga y emoción por un triunfo de prestigio. Los cuerpos se retorcían por esas rampas terribles de la Cota de Croix Neuve.

Tras la bajada, llegó el premio para Fraile. Se puso firme sobre su bicicleta, se señaló el nombre del equipo en recuerdo al patinador kazajo Denis Ten, asesinado en la ciudad de Almaty hace dos días. Luego se beso la pulsera que le regaló Eva, su novia, y puso la mejor de sus sonrisas para una foto que le acompañará toda su vida. - Efe

Más sobre Ciclismo

ir a Ciclismo »