Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Pascal claudica ante Puigdemont para alcanzar la paz interna en el PDeCAT

El pulso del expresident, sus exconsellers y el sector crítico para integrarse en la Crida desemboca en su dimisión

Imanol Fradua - Domingo, 22 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Pascal, que ayer presentó su dimisión, realiza un gesto durante la asamblea del PDeCAT.

Pascal, que ayer presentó su dimisión, realiza un gesto durante la asamblea del PDeCAT. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Pascal, que ayer presentó su dimisión, realiza un gesto durante la asamblea del PDeCAT.

pamplona- A pesar de estar a miles de kilómetros, el expresident Carles Puigdemont dio ayer un golpe de mando en el seno del PDeCAT con la renuncia de la coordinadora general, Marta Pascal, a seguir dirigiendo la formación neoconvergente. Pascal claudicó ante la presión de los afines de Puigdemont, que incluso amenazaban con desgajar en dos el partido, para conseguir la paz interna durante la segunda asamblea nacional que hoy concluye. “No tengo la confianza de Puigdemont”, señaló a las claras la dimisionaria, que hasta última hora trató de consensuar una candidatura de integración entre los diferentes sectores, enfrentados por el ingreso del PDeCAT en la Crida Nacional per la República puesta en marcha esta semana por Puigdemont como casa común de los soberanistas.

El ingreso en la Crida Nacional per la República, que prevé erigirse en partido en noviembre, está en el trasfondo de la amenaza de ruptura que PDeCAT parecer haber orillado, aunque in extremis, con la marcha de Pascal, que ni siquiera ostentará un cargo de relevancia menor en la cúpula del partido. Cuestionada por los sectores más independentistas de la formación, atomizados en torno a la figura de Puigdemont, la comisión política del congreso celebrado en Barcelona se decantó, y “por práctica unanimidad”, por permitir que los asociados se adhieran “a título individual y voluntariamente” al movimiento recién alumbrado por el expresident. La ya excoordinadora general, por el contrario, proponía sumarse a la Crida, pero sin perder por el camino las siglas de la formación. “Se trata de hacer posible una fórmula que compatibilice tener un partido fuerte con sumarse a la Crida Nacional per la República”, asentía durante los debates, cuyos resultados le fueron infructuosos para atraer a los afiliados a su tesis. Pero Puigdemont, cuyos afines incluso amenazaban -y muy seriamente- con presentar una candidatura alternativa para llegar a desalojar a Pascal, ganó la partida. Hasta el punto de que una comisión especial se encargará de dirigir el “tránsito” hacia la Crida, si bien se desconoce quiénes lo compondrán o cómo funcionará.

En un principio, y aunque los afiliados deben confirmarlo con su voto en el cierre de la asamblea de hoy, el responsable que ha ejercido de mano derecha de Pascal, David Bonvehí, se encargará de presidir la formación y Míriam Nogueras, diputada en el Congreso y afín al expresident, ejercerá como vicepresidenta. La nueva ejecutiva podría incluir además a representantes del ala más independentista como los consellers Damià Calvet y Miquel Buch, que siempre han mostrado su apoyo a Puigdemont. También se baraja la idea de que los exconsellers encarcelados Josep Rull. Jordi Turull y Joaquim Forn y Lluís Puig -este último en el extranjero- dispongan de un puesto en la cúpula. Estos último cuatro responsables del PDeCAT fueron, precisamente, los redactores de la propuesta de sumarse a la Crida que ha terminado por tumbar a Pascal.

En su adiós, Pascal no dudó en señalar directamente a Puigdemont como razón principal para su marcha. “Entiendo la política como servicio y soy la coordinadora general de un partido que queremos grande, donde todos sumen y nadie sobre. No puede ser que la coordinadora general no tenga la confianza del president Carles Puigdemont. Yo no la tengo, como es evidente, como se ha visto y como es obvio”. En una comparecencia sin opción a preguntas, en la que estuvo acompañada de miembros de la dirección, la ya excoordinadora general del PDeCAT anunció su decisión irrevocable y animó a Bonvehí a “que se queden en la dirección del partido para poder construir el partido” en el que creen. También echó la vista atrás al felicitarse por su andadura en la formación, de la que cogió las riendas tras su fundación hace ahora dos años. “Me pidieron un partido modélico y ejemplar y lo hemos hecho. Han sido momentos de mucha complejidad pero estoy orgullosa del trabajo que hemos hecho”, aseguró para concluir entre los aplausos de los militantes presentes en la sala.

hacia la repúblicaLos pesos pesados del PDeCAT ya habín mostrado su preferencia de alienarse con la Crida con anterioridad. Tras hacerlo el propio Puigdemont, ayer fue el president de la Generalitat, Quim Torra -que no es afiliado al partido-, quien realizó una cerrada defensa de la integración para que Catalunya pueda “avanzar en la unidad” hasta hacer efectiva la República catalana. Así se lograría “hacer más fuertes los instrumentos que deben llevar a este país a la libertad y a hacer efectiva la República”. Puigdemont, pese a verse directamente aludido por Pascal, optó por guardar silencio.

Por su parte, la que presumiblemente será la nueva vicepresidenta del PDeCAT, Míriam Nogueras, puso el foco en “la responsabilidad de orientar el partido hacia la Crida Nacional per la República”. A su juicio, se trata del “instrumento de unidad” más idóneo “que ahora necesita el país para hacer efectiva la república”.