La bici va ganando espacios

10 meses de amabilización en el centro: la mitad de coches, ausencia de atascos y más autobús

Los datos de la Policía Municipal apuntan a un cambio en los hábitos de movilidad de los pamploneses
Cuesta de Labrit y avenida del Ejército absorben buena parte del tráfico rodado que antes circulaba por el Ensanche

Kepa García - Domingo, 22 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Recreación informática del aspecto que presentará la calle Navas de Tolosa cuando estén terminadas las obras.

Recreación informática del aspecto que presentará la calle Navas de Tolosa cuando estén terminadas las obras.

Galería Noticia

Recreación informática del aspecto que presentará la calle Navas de Tolosa cuando estén terminadas las obras.

Pamplona- A dos meses de cumplirse un año de la puesta en marcha del Plan de Amabilización en el Casco Viejo y I Ensanche, los datos obtenidos por la Policía Municipal señalan un cumplimiento casi completo de los objetivos que impulsaron este proyecto, concebido básicamente para mejorar la calidad del espacio urbano mediante un nuevo modelo de ciudad y de la movilidad.

El Plan para la Amabilización conllevó actuaciones en una docena de calles del centro con la intención de reducir el tráfico del vehículo privado, permitió que se acercaran las líneas del transporte urbano más utilizadas al Casco Viejo y se priorizó al peatón y los transportes sostenibles frente al coche o la moto. Además, se peatonalizaron las calles Bosquecillo, Chinchilla, Alhóndiga y Vínculo y se limitó a la circulación exclusiva de transporte público y bicicletas las vías de Navas de Tolosa, en doble sentido, José Alonso, Padre Moret y Paseo de Sarasate (lado norte).

Pese a la oposición de un grupo de comerciantes, que desde el principio consideraron la iniciativa como un factor añadido para un descenso de ventas que viene de muy atrás, la gran mayoría de los pamploneses avala los cambios, como puso de manifiesto la encuesta que realizó el Ayuntamiento al cumplirse 6 meses de su entrada en vigor. El 51% de los consultados apoya el proyecto, porcentaje que sube al 80% en el caso del vecindario del Casco Viejo, mientras que el 34% lo ve mal y un 10% dijo haber dejado de ir a al centro por las restricciones impuestas para el acceso con vehículos privados.

También se llevó a cabo entonces un primer análisis para valorar la evolución del Plan de Amabilización y establecer mejoras, que finalmente fueron una decena, algunas de ellas consensuadas con los comerciantes y vecinos de la zona. Más plazas de aparcamiento en horario comercial y para residentes del Casco Viejo y I Ensanche, una conexión gratuita a través de villavesas desde el parking disuasorio de Trinitarios hasta el centro o una nueva aplicación para gestionar más rápidamente los accesos puntuales al Casco Viejo fueron varias de las medidas que el Ayuntamiento aplicó a partir de marzo de este año.

En junio, el grupo tecnológico de tráfico de la Policía Municipal elaboró un informe de actualización del plan, que analiza los 10 objetivos que se establecieron en su diseño y desarrollo, cuyo resumen se recoge a continuación.


Tráfico

Menos vehículos en los alrededores

El primer objetivo era disminuir el volumen de tráfico que transita por el centro de la ciudad, especialmente en el I Ensanche, sin que se originasen retenciones circulatorias en otros puntos. Así, los datos recogidos por la Policía Municipal constatan una reducción drástica del tránsito rodado en las calles limítrofes al Casco Viejo. Es especialmente destacable el caso de la calle Padre Moret, por donde circulaban antes del plan 14.000 vehículos diario y que se ha reducido en un 87%;o Navas de Tolosa, que registraba 12.000 coches al día y que ha desaparecido un 90%.

Aunque algunos vaticinaban atascos y retenciones por doquier, lo cierto es que no se han registrado retenciones ni atascos en otros puntos de la ciudad. Jesús Estanga, inspector de la Policía Municipal, lo atribuye a una doble causa: por un lado, a un cambio modal hacia otros medios de transporte (caminar, bicicleta o transporte público) y, por otro lado, a una distribución del tráfico restante hacia diferentes vías como la avenida Navarra, Cuesta de la Reina, Cuesta de Labrit, Beloso y rondas de Pamplona.


Casco Viejo

Reducción del 50% del tráfico interno

El segundo objetivo consistía en reducir el número de vehículos que acceden al Casco Viejo, para convertir el barrio en una auténtica zona residencial-peatonal. El informe señala que se ha reducido el 50% de vehículos que transitan a diario por ahí, “lo que junto al cumplimiento de horarios de restricción y acceso han conseguido que este barrio sea realmente en lugar residencial y peatonal”.

Cabe recordar que el plan incluía instalar cámaras lectoras de matrículas en 13 puntos de entrada y salida del Casco Viejo, de tal forma que sólo pueden acceder los residentes y aquellos conductores que lo requieran, para lo que es necesario darse de alta previamente en un listado.


Transporte público (1)

Incremento del 4,5% y tendencia al alza

Aunque el enunciado del tercer objetivo es el más corto, su contenido es el más decisivo, ya que plantea iniciar un cambio modal en la movilidad de la ciudad, dominada hasta ahora por el uso del vehículo privado. “Los aforos de tráfico indican que las medidas adoptadas no han provocado un desvío hacia las calles más próximas en igual proporción a la disminución registrada en el centro de la ciudad. Esto indica que estamos asistiendo a un cambio modal y no un simple desvío de tráfico. Resulta trascendental, básico para la transformación de la ciudad”, comentó Estanga.

Los datos así lo indican, ya que el uso del transporte público ha aumentado en el conjunto de la red el 4,5% en jornada laborable, 9,5% los sábados y 7,3% los domingos, tanto en las líneas afectadas por el proyecto como las que transitan por otras vías e incluso municipios diferentes.



Transporte público (2)

Acercamiento de 3 líneas de autobús

Las modificaciones de tráfico han permitido a la Mancomunidad el acercamiento al Casco Antiguo de las líneas L4, L9 y L12, por donde se mueve el 35% de la red. Este desplazamiento de las líneas desde la avenida del Ejército hasta la calle Navas de Tolosa era una solicitud histórica de la Mancomunidad de cara al desarrollo de las líneas troncales que lleva años diseñando y que ahora encuentra al fin vía libre. El proyecto contempla el acercamiento futuro de las líneas L8, L10, L16, L18 ó L21.


Transporte público (3)

Prioridad de paso en intersecciones

El transporte público presenta prioridad semafórica en las intersecciones de plaza de la Paz y en el cruce de Yanguas y Miranda con la calle Estella, además de la intersección de avenida de Bayona con calle Monasterio de Urdax, otra de las demandas de la MCP ignorada sistemáticamente hasta la fecha.


Espacio público

Calmado del tráfico y calidad de vida

Los datos de reducción de tráfico -50% en el Casco Antiguo y entre el 70% y el 100% en el I Ensanche- certifican que se ha cumplido con el objetivo de convertir el centro en una zona calmada, con reducido paso de vehículo privado y dominada por el espacio peatonal y los medios de transporte sostenibles como son la bicicleta y el transporte público.

Además de la creación de nuevas calles residenciales como Chinchilla o Bosquecillo, ha habido un incremento en la dimensión de las aceras, se han creado carriles bici y se ha reducido el espacio dedicado al vehículo privado, convirtiendo esta parte de la ciudad en una zona calmada de tráfico y modelo a repetir en los diferentes barrios de la ciudad.


Accesos

Normativa sobre los accesos

La amabilización ha dotado al Casco Viejo de una normativa definida y clara de circulación, que no existía, lo que ha permitido a cada usuario conocer los motivos que justifican el acceso en vehículo a motor, así como el horario de acceso en cada caso y el tiempo de permanencia en el mismo. El cumplimiento de la normativa es mayoritario, a diferencia de lo que ocurría con anterioridad, donde las calles de libre circulación eran mayoría y donde los horarios de carga y descarga se prolongaban a lo largo de toda la jornada.


Bicicletas

Más carriles para bicis y menos para coches

Se ha reducido el espacio destinado al vehículo privado en esta zona, lo que ha permitido conceder beneficios a la bicicleta y al transporte público. Hay un nuevo carril bici en calles Taconera y Navas de Tolosa que conecta el existente en la avenida de Guipúzcoa con el paseo de Sarasate-Plaza del Castillo y con el eje Chinchilla-Parque de la Ciudadela, a la espera de que termine el carril de Pío XII. Hay tránsito casi en exclusiva para bicicletas y transporte público por las calles Padre Moret, Navas de Tolosa, José Alonso o Paseo de Sarasate y circulación en doble sentido por la calle Navas de Tolosa. Las bicicletas tienen autorización para transitar por todas las calles del Casco Viejo en sentido contrario al establecido (excepto calle Santo Domingo por tratarse de una calle con pendiente pronunciada).


Aparcamientos

Mayor ocupación

Todos los aparcamientos públicos del centro de la ciudad disponen de acceso libre para cualquier vehículo, haciendo que sea compatible esta circunstancia con las restricciones al tráfico de paso en este sector de Pamplona y con la reducción del volumen del tráfico. Antes del plan, los aparcamientos registraban un descenso de uso del 3,5%. En 2017 se incrementó en un 8,4% y en este año la tendencia se mantiene al alza.