LA TRADICIÓN SE REPITIÓ COMO CADA AÑO

El Valle de Arakil se cita en Itsasperri

Los arakildarras celebraron ayer su día, una fiesta en la que no faltaron los homenajes y que continuó en satrustegi

Un reportaje de Nerea Mazkiaran Zelaia - Domingo, 22 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:02h

Los dantzaris de Galtxorratx de Uharte Arakil animaron el encuentro en Itsasperri.

Los dantzaris de Galtxorratx de Uharte Arakil animaron el encuentro en Itsasperri. (N. M. Z.)

Galería Noticia

Los dantzaris de Galtxorratx de Uharte Arakil animaron el encuentro en Itsasperri.

Como este año Santiago no es festivo, el Valle de Arakil celebró ayer su día, una fiesta que comienza siempre en Itsasperri y continúa en los diferentes concejos. Este año fue el turno de Satrustegi. Y es que desde hace 15 años esta celebración se rota entre los doce concejos del valle: Ihabar, Hiriberri Zuhatzu, Egiarreta, Ekai, Etxarren, Etxeberri, Izurdiaga, Errotz, Urritzola y Aizkorbe además de Satrustegi. Los festejos comenzaron a las diez y media, cuando se acudió en procesión desde Egiarreta hasta la ermita de Itsasperri, el mismo lugar en el que durante siglos se reunió el Ayuntamiento del Valle de Arakil para celebrar sus juntas.

Tras una misa se rindió un sentido homenaje a Paula Vigor y Leo Gainza, una pareja que vive en Etxarren, por la gran labor que realizan desde la asociación Sonage (Solidaridad Navarra con Guinea Ecuatorial), que trabaja en la adecuación de escuelas y lugares de acogida para niños así como en el desarrollo de programas de acogida para que los niños y niñas residentes en orfanatos puedan pasar las vacaciones de verano con familias de acogida. “También practican otro tipo de acogida, denominada de urgencia, esta vez con niños de nuestro entorno, de Navarra, en la que entran desde bebés hasta niños de 5 años”, señaló el alcalde, Francisco Javier Huarte. “Son un ejemplo de solidaridad. Da gusto realizar este homenaje”.

También se mostraban encantados los homenajeados. Con cuatro hijos biológicos, tienen otra hija de acogida desde hace 11 años, a lo que hay que sumar otros 13 niños y niñas que han pasado por su hogar estos últimos años en las acogidas de urgencia. “La media suele ser de seis meses”, apuntaron. Al respecto, señalaron que es una experiencia muy gratificante, al tiempo que animaban a otras personas a acoger a niños y niñas, tanto en los casos de urgencia, como de Guinea Ecuatorial. “Es importante que sientan la estabilidad y la calidez de disfrutar de una familia”, apuntaron.

Asimismo, el Ayuntamiento dio la bienvenida a los txikis nacidos el pasado, a quienes entregó un pañuelo festivo. Eran: Aiora Erviti Sarasola, de Egiarreta;June Goñi Jauregi, de Etxeberri;Oir Lazcoz Martiarena, de Egiarreta;Luar Osácar Beraza, de Izurdiaga;Irai Pérez de Obanos Altuna, de Errotz;Izaga Rubio Ayanz, de Etxarren y June Zabaleta Santesteban, también de Etxaren.

Después llegó el momento de las danzas con los dantzaris de Galtxorratx de Uharte Arakil y un almuerzo ofrecido por el Ayuntamiento, antes de dirigirse a Satrustegi, donde fueron recibidos con un bandeo las campanas de la iglesia.


CARBONERA Ayer también se encendió la carbonera realizada el pasado domingo en auzolan con la ayuda de Miguel Lander, de Viloria, el último carbonero en activo en Navarra. También participó Patxi Bisquert, el protagonista de la película Tasio de Montxo Armendariz, que vive en Errotz. “Queremos reivindicar un oficio que hasta hace 60-70 años era habitual en Satrustegi”, apuntó el presidente del concejo, Igor Lanz. La carbonera, realizada con más de tres toneladas de madera de roble, deberá permanecer encendida en torno a diez días, un trabajo que también se realizará en auzolan.

Además, ayer se pudo ver una furgoneta de 1933 que se utilizó en el rodaje de Tasio así como un coche de 1926 además de una exposición en Mikorena. En esta fiesta no faltó una comida popular que reunió a 248 comensales. Las celebraciones continuaron por la tarde.