Hortelano destroza el crono

récord | bate la mejor marca española en la prueba de 200 metros lisos

Lunes, 23 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Bruno Hortelano, posando con su marca de 200 metros lisos.

Bruno Hortelano, posando con su marca de 200 metros lisos. (EFE)

Galería Noticia

Bruno Hortelano, posando con su marca de 200 metros lisos.

madrid- Regresar al 110% después de dos años de sacrificio callado para recomponer los destrozos sufridos en un grave accidente sólo está al alcance de los elegidos, y Bruno Hortelano, con su nuevo récord nacional de 200 (20.04), ratificó que pertenece a esa estirpe.

En la final, seis horas después, después de una pequeña siesta, no pudo con su propia marca, aunque recuperó el título con su tercer mejor registro de siempre: 20.15, seguido del joven Paul Retamal (20.83) y Daniel Rodríguez (20.85).

Le desbordó la emoción. “No podía parar de llorar”, dijo, recordando el calvario que tuvo que pasar para volver a su mejor versión.

Álvaro de Arriba derrotó en 800 al nuevo plusmarquista nacional, Saúl Ordóñez, que en su tercera carrera en tres días no pudo plantarle cara al salmantino en la recta y hubo de resignarse al segundo puesto, seguido de Daniel Andújar.

Se pasó el 400 en 55.37, momento en que Ordóñez tomó la cabeza. El leonés miraba para atrás, sabedor de que en cualquier momento saldría De Arriba. El salmantino esperó a la salida de la curva para lanzar su apuesta ganadora. Venció con 1:48.83, frente a los 1:49.19 de Ordóñez, que dos días antes había dejado el récord de España en 1:43.65 con su tercer puesto en la Diamond League de Mónaco.

Óscar Husillos recuperó el título de 400 metros con 45.22 en una de las finales más esperadas de los campeonatos, que dominó de punta a cabo. El toledano Lucas Búa reaccionó en los últimos metros para hacerse con la segunda plaza (45.45), adelantando al campeón anterior, el canario Samuel García, tercero con 45.48.

Darwin Echeverry, miembro, como los otros tres, del relevo 4x400 que obtuvo un brillante quinto puesto el año pasado en los Mundiales de Londres, terminó cuarto con su mejor marca personal (45.23).

En el 400 femenino la granadina Laura Bueno se impuso con el mejor registro de su vida (52.17).

La final femenina de 800 alumbró una nueva campeona, la catalana Zoya Naumov, que aprovechó la ausencia de la número uno, Esther Guerrero (enrolada aquí en el 1.500), para coronarse con 2:07.84 por delante de Natalia Romero (2:08.05), que no cejó hasta el final.

Para Orlando Ortega, subcampeón olímpico de 110 m vallas, lograr su tercer título español consecutivo fue coser y cantar. Atacó ya en cabeza el primer obstáculo y venció con 13,32, seguido de otro cubano de nacimiento, Yidiel Contreras (13.46) y Fran López (13.87).

Berta Castells igualó con las históricas Carmen Valero y Luisa García Pena en número de títulos, quince, al ganar el martillo con un tiro de 68,21 metros. - Efe