Mesa de Redacción

El pasado siempre vuelve

Por Rafa Martín - Lunes, 23 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El PP ha vuelto, aseguraba ufano Casado nada más ser elegido para liderar el PP en una consolidación del giro aún más a la derecha. Y efectivamente, la renovación del partido es más de lo mismo. Casado ha enterrado el marianismo y abandera un discurso ultra más propio de Aznar y sus huestes. Su paso por Alsasua y los Sanfermines ha sido memorable. Su estrategia de englobar al sector más extremista de la derecha pretende acabar con el espacio de Ciudadanos, al que las encuestas ya le vaticinaban un sorpassoal PP. Y si mantiene su discurso cavernario -cuestionando derechos como el aborto y la eutanasia- adueñarse del voto ultra de Vox, a quien en el PP temen como un competidor entre el electorado más ultra. El PP ha vuelto, efectivamente, con otro líder -como el anterior salpicado por la corrupción y una condena al partido- que presenta un currículum académico más que inflado y esperando la decisión judicial sobre su irregular (cuando menos) máster en la Universidad Rey Juan Carlos. Y afrontando un calendario judicial que dejará al partido más noqueado todavía. Casado arranca su periplo con una contradicción flagrante: quiere regenerar el PP basándose en los viejos valores ultras de la derecha más rancia. Demasiadas rémoras para un líder que ya muchos consideran de transición hasta 2020, cuando Feijóo “ya estará disponible”.