Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
osasuna | pretemporada

Richard Sanzol y Juantxo Martín

pretemporada | ambos tienen la tarea de poner a punto a los jugadores

Ainhoa Orzanco/Diego Eusa Mikel Saiz - Lunes, 23 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Richard Sanzol y Juantxo Martín, posando en Tajonar.

Richard Sanzol y Juantxo Martín, posando en Tajonar. (MIKEL SAIZ)

Galería Noticia

Richard Sanzol y Juantxo Martín, posando en Tajonar.

“En Osasuna siempre ha habido una idiosincrasia y el cuerpo técnico que viene se tiene que adaptar” “En pretemporada es más fácil, el jugador está más receptivo a las ideas del nuevo entrenador” “La característica que diferencia a un portero de otro en mi opinión es la toma de decisiones” “El grupo está ahora mismo adaptándose a las ideas que quiere el cuerpo técnico. Para esto sirve la pretemporada” “El jugador tiene que estar convencido de lo que hace y seguro de que lo que hace le está sirviendo a nivel personal” “Lo más importante en pretemporada es que no se lesione nadie, que tengamos a todos disponibles”

pamplona-Richard Sanzol (Pamplona, 08-04-1976) y Juantxo Martín (San Sebastián, 21-08-1976) conocen Osasuna como la palma de su mano. El primero lleva vinculado a la primera plantilla del club rojillo durante 14 temporadas. Las 10 primeras fueron como portero del primer equipo entre las temporadas 1996-1997 y 2004-2005 y desde 2014 es el encargado de preparar a los porteros, mientras que el segundo acumula una década como preparador físico, pasando por las diferentes categorías de la cantera hasta llegar al primer equipo.

Con la llegada del nuevo técnico, ambos cuentan sus primeras impresiones bajo las órdenes de Arrasate.

¿Cuáles son sus primeras impresiones del método de Jagoba?

-Richard Sanzol: Primero nos estamos conociendo. Llevamos una semana trabajando juntos y al final es fútbol pero está claro que cada uno tiene su metodología. Viene un cuerpo técnico nuevo y hay que adaptarse.

-Juantxo Martín: El grupo está ahora mismo adaptándose a las ideas que quiere el cuerpo técnico y estamos en ello. Es esto para lo que sirve la pretemporada.

¿Qué diferencias hay con el método de trabajo de los cuerpos técnicos de los últimos años?

-R.S.: Hay diferencia. Cada uno tiene su idea de juego, pero también cada cuerpo técnico tiene que adaptarse al tipo de jugador que hay. Aquí en Osasuna siempre ha habido una idiosincrasia y se tiene que amoldar. Creo que Jagoba y su cuerpo técnico ya conocen la casa y a diferencia de Diego y su cuerpo del año pasado, que no conocían la casa ni la idiosincrasia, sí que les costó un poco más. Creo que la adaptación va a ser más rápida.

-J.M.:La diferencia puede estar un poco en las ideas que tienen unos y otros. Al final la idea de juego que tiene cada uno tiene sus matices y ahí es un poco por donde entra el cambio.

Sobre el trabajo del día a día, ¿cómo se prepara un entrenamiento tanto dentro como fuera del campo en pretemporada?

-R.S.:En pretemporada es diferente. Al final son muchas sesiones y hay que controlar las cargas. Por lo que me corresponde a mí hay unas tareas que son comunes y hay otras en la que el trabajo específico que yo hago con los porteros hay que adaptarlo. Antes del entrenamiento o el día anterior, nos reunimos y vemos lo que se va a trabajar de manera común, a partir de ahí me adapto el tiempo que puedo estar con los porteros.

-J.M.:Se van marcando un poco las pautas de la idea semanal y día a día nos reunimos y ponemos en común qué es lo que hay que realizar a nivel de preparación física con el grupo.

¿Cuál es la principal diferencia de las sesiones cuando comienza la Liga?

-R.S.:Hay mucha diferencia porque las cargas son mayores, hay muchas más sesiones, tienes que jugar partidos y no hay tiempos de descanso después del mismo. La preparación del choque no es la misma y no hay un equipo base, sino que todos trabajan más o menos las mismas cargas y se distribuyen los minutos de juego en pretemporada. Todavía estamos en las primeras semanas y hay que acumular trabajo.

-J.M.:En lo que me compete del aspecto físico venimos de un periodo en el que están parados y se pasa por un tiempo de transición en el que se entra en un periodo en el que hay una carga de trabajo y hay que tener cuidado con el jugador porque no está adaptado al entrenamiento en sí. Además, como ahora no hay puntos en juego, puedes trabajar con mucha menos presión.

¿Hay diferencia en la carga de trabajo para lo más jóvenes o los que se acaban de incorporar?

-R.S.:Tampoco hay mucho jugador nuevo. Los del Promesas ya han entrenado con nosotros en algunas sesiones. La aclimatación aquí ayuda mucho, además tenemos un vestuario que acoge muy bien a los nuevos.

-J.M.:No creo que haya diferencias. Al final todos han estado en el grupo anteriormente y esto es fútbol, van entrando y saliendo jugadores nuevos del vestuario y al final tienen que adaptarse al grupo que hay.

¿Hasta qué punto ayuda la motivación del jugador para su predisposición a la hora de ejercitarse?

-R.S.:Mucho. Ahora en pretemporada es más fácil, el jugador está más receptivo y abierto a las ideas del nuevo entrenador, a entrenamientos y ta-reas nuevas y es una época muy buena para trabajar lo físico y lo táctico.

-J.M.:Es fundamental en esta época y durante toda la temporada. Al final el jugador tiene que estar convencido de lo que hace y seguro de que lo que hace le está sirviendo a nivel personal y a nivel colectivo. También entra el factor psicológico, que es clave.

En cambio, cuando la competición liguera ya ha comenzado, ¿cómo se trabaja con un jugador que no tenga los minutos que desea?

-R.S.:Ahí estamos nosotros tanto para ayudar al que juega más como para ayudar al que juega menos. Hay que gestionar esas cosas y saber llevar al jugador. Al final es el beneficio del jugador y del equipo, aunque yo creo que el equipo va por delante del jugador, pero para eso estamos nosotros, para ayudar y gestionar esos momentos del que juega y del que no, porque el que no lo hace puede entrar en dinámica en cualquier momento y hay que intentar que no se relaje y que siga compitiendo. Esa es nuestra labor.

-J.M.:Sobre todo es escucharle y tratar de hacerle ver que siga tratando de trabajar y darlo todo en los entrenamientos, en el día a día y que no se vaya a casa con la sensación de que podía haber hecho más. Luego ya entra la decisión del entrenador, si cuenta más o menos con el jugador.

¿Qué supone desde su opinión personal que pasen entrenadores y ustedes sigan entrando en los planes del club?

-R.S.:Hay que agradecer al club que cuente con nosotros. Estás aquí porque es una profesión que te gusta y si el club decide seguir contando contigo hay que estar agradecido. Lo ideal sería que un entrenador pudiera estar muchos años porque es beneficio de todos. Si se van cumpliendo los objetivos eso es bueno para todos. El año pasado estuvo un cuerpo técnico diferente al de ahora y que sigan contando contigo en mi caso es de estar agradecido y tratar de hacer lo mejor mi trabajo.

-J.M.:Al final es lo mismo. Estoy agradecido con los cuerpos técnicos en los que he formado parte, y hay que ofrecerles la mejor versión de ti mismo, y que cuenten contigo o no depende de muchos factores, pero ver que lo siguen haciendo es una señal de que tu trabajo se ve correspondido.

¿Cómo están viviendo la evolución del club durante los últimos años?

-R.S.:La verdad es que ha cambiado muchísimo. Hemos vivido situaciones muy difíciles con el anterior descenso a Segunda División y la casi desaparición porque estuvo ahí la posibilidad de bajar a Segunda B y luego el club se ha levantado, volvió a subir a Primera División, se bajó tras otro año difícil. Han sido varios altibajos y ahora lo que se trata de buscar es la máxima estabilidad posible, pero es algo difícil porque el fútbol vive de resultados y es muy variable. El club ha ido por esa línea de resultados, con etapas buenas y malas. Yo por suerte o por desgracia he vivido de todo y de todo se aprende. Son experiencias que vas adquiriendo y hay que intentar dar la mayor estabilidad posible. Hay que saber adaptarse y disfrutar de los buenos momentos, que al final es lo que queda.

-J.M.:Yo, en cambio, no tengo tanta experiencia como Richard. Estuve en el año de la salvación en Sabadell y la posterior temporada con el ascenso a Primera. La situación en la que yo veo al club es que ha evolucionado y se ha estabilizado. Ha habido una evolución en cuanto al material, a los recursos humanos... Hubo salida de gente por la situación del club y ahora poco a poco se está retomando la normalidad.

Usted, Richard, ¿cree que puede ser posible que la presión que tiene un portero haga que cometa un error con más facilidad?

-R.S.:Sí, influyen muchas cosas y cuanto más presión las virtudes que puedan tener se aminoran un poco. Pero cuando todo va bien, cuando tienes confianza y un portero que ahora mismo están muy preparados, con la cabeza liberada pueden hacer mucho mejor partidos.

¿Hasta qué punto es importante la altura de un portero?

-R.S.:Es muy difícil que un portero sea alto, potente, rápido... Las características de un portero son muchas y es difícil porque tú quieres que tenga todas las cualidades y es muy difícil. Para mí lo que más crea la diferencia en un portero a otro es la toma de decisiones.

¿Cómo influye en la preparación del portero el juego con los pies?

-R.S.:Es una faceta más, en el fútbol de hoy en día influye porque tiene que jugar con los pies. Es una cualidad más y es un aspecto que se trabaja día a día. Ahora se trabaja desde el fútbol base y se le da importancia.

¿Qué es lo más importante de un portero?

-R.S.:Todo, el portero tiene que ser un portento físico y se trabajan todas las cualidades físicas, técnicas y tácticas con el grupo. En mi opinión ahora mismo el portero es el jugador más preparado físicamente de la plantilla.

Sin embargo, Juantxo, ¿físicamente se nota mucho el mes de parón después de la Liga?

-J.M.:Mucho no, porque los jugadores son profesionales y dentro de su periodo de descanso les recomendamos que durante un par de semanas se olviden lo que es hacer ejercicio y desconecten totalmente de lo que ha sido la temporada y su profesión, pero a partir de ahí los jugadores hoy en día empiezan a hacer trabajos individualizados nivel de fuerza y resistencia para llegar lo mejor posible hasta aquí. Se pierde un poco pero lo recuperan enseguida.

¿Qué es lo más importante en pretemporada para conseguir el rendimiento adecuado?

-J.M.:Lo más importante es que no se lesione nadie, que tengamos a todos disponibles. Si vas consiguiendo que todos estén disponibles, que vayan completando el mayor número de sesiones y de minutos en amistosos, al final va a repercutir positivamente en cada jugador.

Hoy en día personas de alto rendimiento superan la treintena y siguen manteniendo el nivel de los más jóvenes. ¿Cómo es esto posible?

-J.M.:Seguramente tiene que ver con lo que hemos comentado antes del periodo de transición. Ahora los futbolistas se cuidan mucho más, trabajan más horas que antes, son conscientes que para alargar su carrera deportiva tiene que hacer mayor trabajo de fuerza y resistencia a nivel individual, porque saben que va a ser positivo para ellos. Por eso alargan su carrera dos o tres años más.

¿Cómo se prepara el pico de forma durante la temporada?

-J.M.:No hay picos de forma, en el fútbol por lo menos ya no hablamos de picos de forma. Es muy complicado conseguir que todos los jugadores estén en su mejor momento de forma en un momento determinado del año. Es difícil elegir en que momento quieres que ese pico de forma sea posible, si en un partido o dos concretos. A nivel individual si que tienen sus competiciones, el europeo, mundiales... que pueden ir en busca de ese objetivo que es positivo a nivel colectivo. Lo que tienes que intentar es estar lo más cerca de tu mejor forma posible el mayor tiempo posible.

¿Cómo se prepara toda una temporada en los entrenamientos?

-J.M.:La mayor diferencia está entre la pretemporada y la temporada, porque en pretemporada si que tienes un periodo de 5 o 6 semanas que puedes trabajar distintos aspectos físicos más dirigidos al primer partido de la temporada, si que tratas de llegar a ese primer partido de la mejor forma. Pero después ya vas semana a semana, son micro ciclos. Las cargas se ponen en función de cómo van los jugadores, si han jugado más o menos minutos, si han entrenado más, y también de manera individual con cada jugador. Pero no se diferencia este ciclo de tres semanas como antes.