Al Camino desde Alemania

Un grupo de 20 jóvenes germanos y de tierra estella comparten experiencias a lo largo de seis etapas del camino de santiago

Un reportaje y fotografía de Julen Azcona - Lunes, 23 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El grupo de jóvenes, en la casa consistorial el miércoles pasado durante el recibimiento oficial.

El grupo de jóvenes, en la casa consistorial el miércoles pasado durante el recibimiento oficial. (JULEN AZCONA)

Galería Noticia

El grupo de jóvenes, en la casa consistorial el miércoles pasado durante el recibimiento oficial.

convivir, practicar idiomas y, sobre todo, pasárselo en grande. Es la idea con la que un grupo de veinte jóvenes de entre 15 y 17 años se ha lanzado, desde Alemania y Tierra Estella, a realizar juntos seis etapas del Camino de Santiago.

La iniciativa, que tiene lugar desde el pasado martes 17 de julio al próximo jueves 26, está enmarcada dentro del programa Erasmus+ e impulsada por la institución alemana Sport Hessen y el área de Juventud de Estella-Lizarra, con el fin de estrechar lazos entre jóvenes europeos a través del deporte.

Provenientes de distintos orígenes, desde Berlín a Hamburgo pasando por Bremen y Fráncfort, los jóvenes germanos han llegado amparados por un programa alemán de actividades lúdicas entre jóvenes, según explicó su monitora, Paula Elblinger. “Nos centramos en chicos y chicas migrantes y también en quienes no tienen recursos económicos para viajar”. Elblinger acompañará al grupo en el Camino junto a los responsables de la Casa de la Juventud María Vicuña, Iñaki Ruiz y Eva Ponz, además del apoyo de Fernando Ramón, monitor voluntario.

Tanto los diez jóvenes alemanes como los diez navarros coinciden en que se han animado por las ganas de conocer gente y practicar idiomas. “Spain is beautiful”, repite Luisa Both, berlinesa de 15 años, que añade que ha venido “a hacer amistades y a divertirme”. Simeon Lickhof, de 16 años y natural de la ciudad de Bremen, asegura que “me apunté porque quería conocer gente y aprender otras culturas”. Por su parte, Sara Blanco, estellesa de 17 años, afirma que su motivación es “hacer algo diferente en verano”.

La forma de comunicación principal entre jóvenes será el inglés, aunque hay algunos alemanes que saben algo de español y, aseguran los monitores, siempre queda echar mano de los lenguajes universales: los gestos, por un lado, y el deporte, por otro. “Hacemos trekking, fútbol y hiking, y esa es una forma de comunicarse”, aclara Paula Elblinger.

Los jóvenes germanos aterrizaron en el aeropuerto de Bilbao el pasado martes y fueron recibidos por el Ayuntamiento estellés el miércoles, donde el alcalde de la localidad, Koldo Leoz, y la edil Emma Ruiz (EH Bildu), les hicieron entrega de pañuelicos de fiestas con el escudo de la ciudad.

Al día siguiente partieron desde Roncesvalles y llegaron ayer a Estella-Lizarra, en pleno jolgorio del día de mercado medieval, tras pasar por Zubiri, Pamplona y Puente la Reina. Esta misma mañana han salido de la ciudad del Ega rumbo a Torres del Río y mañana alcanzarán Viana, su meta. La experiencia llegará a su fin el jueves, después de aprovechar para visitar Bilbao e ir a la playa.

La casa de la juventud ya había impulsado actividades de intercambio europeo otros años. Anteriormente habían consistido en rutas por Estella, la Merindad y ciudades próximas. En 2015 se probó a hacer algunas etapas del Camino y en las dos últimas ediciones, 2016 y 2017, se habían llevado a cabo travesías por Urbasa con actividades como piragua y escalada. Este año, siguiendo con la voluntad de estrechar lazos a través del deporte, el área de Juventud decidió volver a probar la senda hacia Santiago.