Bajada de nivel a las trabajadoras municipales de Burlada

Olga Arcelus Bizkarrondo, Miren Ardanaz Ulibarri Trabajadoras municipales de Burlada - Martes, 24 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

El equipo de Gobierno de Burlada, liderado por el alcalde de Cambiando Burlada-Burlata Aldatuz y Bildu, nos quiere bajar de nivel C al D a las trabajadoras familiares municipales. La subida de nivel fue un logro conseguido por un grupo de mujeres en una mejora del convenio en el año 2002. Sin embargo, el equipo de Gobierno de Burlada, 16 años después, quiere bajarnos de nivel apoyándose en un informe de la técnica de Igualdad del Ayuntamiento. En ese informe se justifica la bajada de nivel porque los puestos de trabajadora familiar “son un yacimiento de empleo para mujeres sin estudios”. En nuestra opinión, esas afirmaciones degradan un puesto de trabajo con una gran labor educativa, encasillan a las mujeres en un puesto de trabajo de cuidadoras, y contribuyen a aumentar la brecha salarial entre hombres y mujeres.

El grupo de trabajadoras afectadas por esta bajada de nivel somos todas mujeres y nuestra labor se sitúa en los servicios sociales, unos servicios destinados a trabajar por mantener y mejorar la calidad de vida de la ciudadanía del municipio.

Para nosotras resulta incomprensible la intención que tiene el actual equipo de Gobierno. Y más aún cuando en los programas políticos de Burlata Aldatuz y Bildu apostaban por el apoyo a servicios sociales y el feminismo. Asimismo, también apostaban por la reversión de servicios privatizados y la realidad es que ahora mismo está derivando horarios y usuarios a la empresa privada Transforma.

El Equipo de Gobierno debería valorar que cuenta con unas trabajadoras comprometidas y con ganas de trabajar y mejorar día a día la calidad del servicio. Por todo lo anterior, exigimos al equipo de Gobierno de Burlada que rectifique su decisión de bajar de nivel a las trabajadoras municipales familiares.