Mesa de Redacción

TAV: humo y propaganda

Por Javier Encinas - Martes, 24 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

no ha habido en las últimas décadas un proyecto tan propagandístico y del que se haya vendido tanto humo como el Tren de Alta Velocidad. De su inminente llegada a Navarra se atrevió a hablar Álvarez Cascos (PP) en 2002, si bien no fue hasta 2010 cuando Miguel Sanz (UPN) y José Blanco (PSOE) firmaron un convenio que establecía la puesta en marcha de esta infraestructura para 2016. Incumplidos desde el minuto uno todos y cada uno de los compromisos anunciados a bombo y platillo, en el último año han sido De la Serna (PP) y Esparza (UPN) quienes, sin sonrojarse, cifraron la inversión en unos 3.000 millones que permitiría inaugurar las obras en 2023. La realidad, siempre muy tozuda, coloca a cada uno en su sitio. No solo no hay dinero consignado, sino que el Tribunal de Cuentas de la Unión Europea ya ha advertido de que este tren es una ruina y, además, ni siquiera el PP ha hecho los estudios a los que se comprometió antes de ser desalojado de Moncloa. Ahora vuelve a la carga Chivite (PSN) arrogándose, de forma muy similar a lo que pretendió hacer Esparza, un papel de intermediación con el Ministerio de Fomento que solo le corresponde al Gobierno de Navarra. Lamentable.