Pamplona estudiará el estado de sus árboles

El Ayuntamiento estrena un tomógrafo para estimar la salud de los ejemplares de la ciudad

Martes, 24 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Dos jóvenes esquivan un árbol dañado por el temporal.

Dos jóvenes esquivan un árbol dañado por el temporal. (Foto: U. Beroiz)

Galería Noticia

Dos jóvenes esquivan un árbol dañado por el temporal.

pamplona- La tormenta de la semana pasada en Pamplona con rachas bruscas de viento de hasta 80 kilómetros por hora se saldó el 18 de julio con daños en 18 árboles de envergadura pequeña o mediana, de 3 a 11 metros de altura: nueve de ellos estaban en Lezkairu e Iturrama (cuatro sauces, dos carpinos y tres robinias) y el resto, de diferentes especies, en calles de distintos barrios.

La adversa climatología, que también provocó la rotura de cuatro ramas (dos en San Juan, una en san Jorge y otra en Ermitagaña), además del accidente que dejó siete heridos en la Universidad de Navarra tras la caída de una de las dos guías principales de una secuoya, coincidió con el estreno de un tomógrafo en el Servicio de Inspección de Parques, Jardines y Zonas verdes del Ayuntamiento de Pamplona. Se trata de un aparato que escanea raíces y troncos y muestra la densidad de la madera, precisamente para prever posibles accidentes.

Con un coste de 15.000 euros, es uno de los equipos de análisis y registro que se están adquiriendo en este servicio con los presupuestos de 2018. En estos momentos, según informan desde el Consistorio, se está realizando la formación del personal y la puesta en marcha del sistema. La máquina se pondrá al servicio del seguimiento de los aproximadamente 60.000 árboles de la ciudad por medio de un equipo de inspectores y técnicos. Estos se apoyan en el Sistema de Información Geográfica y la base de datos denominada Arbomap, como herramienta de gestión.

El tomógrafo, con un software que permite conocer el estado interior del árbol sin necesidad de producir lesiones, se compone de una serie de sensores que, colocados en la corteza del ejemplar y alrededor del tronco, reciben y registran unas vibraciones generadas mediante impulsos.

Transmisión de ondasSu fundamento se basa en el principio de transmisión de las ondas de fuerza a través de la madera, relacionada con la calidad de la misma: la madera sana transmite a mayor velocidad las ondas que la que se encuentra en estado de pudrición. Mediante un software especializado, los registros recogidos por los sensores crean una imagen, bien en 2D o bien en 3D, del interior del árbol, a partir de la que se interpreta el estado del ejemplar. Paralelamente, se generan datos de capacidad de carga del árbol que, comparándolos con la carga máxima de viento esperable, permiten conocer su coeficiente de seguridad. Con esto se estima la resistencia de un árbol frente al viento sin que sufra roturas.

Cuando se producen daños por las tormentas, y tras la actuación preventiva y de urgencia de Policía Municipal y Bomberos, el Servicio de Parques, Jardines y Zonas verdes procede a la identificación de los daños y sus posibles causas (afección por hongos o problemas mecánicos de la estructura) y realiza la poda, el apeo y traslado de los restos. - D.N.