Las indemnizaciones por lluvias en los cultivos ascienden a 8,29 millones

Los daños en la primavera afectan a 14.038 hectáreas, principalmente de trigo, cebada y avena

Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- El importe previsto de las indemnizaciones por los daños causados en los cultivos por las lluvias y tormentas de la pasada primavera en Navarra asciende a 8.295.000 euros, y afectó especialmente a los cultivos de cereal y viña.

Son datos de las estimaciones realizadas por Agroseguro, al cierre del Plan de Seguros Agrarios Combinados de 2017 que finaliza el próximo 31 de julio, hechos públicos por el Ejecutivo foral en una nota.

Según los partes de siniestro presentados, las lluvias y tormentas sucedidas en Navarra generaron daños de diversa consideración en 14.038 hectáreas de cultivos, especialmente en trigo, cebada y avena (cultivos herbáceos extensivos), con un total de 10.839 hectáreas afectadas en todas las comarcas productivas.

En cuanto a uva de vinificación son 2.172 las hectáreas afectadas, especialmente en Tierra Estella (1.070,5 ha) y la Ribera (1.010,6 ha);en hortalizas son 402, en frutales 358 y en olivar 267, la mayoría de ellas en la comarca de la Ribera.

Las estimaciones de Agroseguro prevén, en consecuencia, los siguientes importes: cereal, 3.200.000 euros;viña, 2.145.000;hortalizas de verano, 1.200.000;fruta, 1.000.000;rajado cereza, 400.000;hortalizas ciclos sucesivos, 200.000;y aceituna, 150.000, lo que hace un total de 8,2 millones de euros.

Las mismas fuentes explicaron que a las puertas del cierre del Plan de Seguros Agrarios Combinados de 2017, se produjo un incremento del aseguramiento respecto al plan anterior, y se suscribieron 11.005 pólizas, 182 más que en 2016.

El plan de 2017 tiene autorizado un gasto de 3,5 millones de euros según los acuerdos de Gobierno pero, al tratarse de una partida que tiene carácter ampliable, en esta campaña en concreto se va a dotar con el importe adicional necesario para hacer frente a todas las ayudas solicitadas a través de las correspondientes pólizas de seguros suscritas por los agricultores y ganaderos navarros.

Se recuerda que, para poder tener cobertura en las pérdidas ocasionadas por estos siniestros, el seguro agrario es la herramienta más adecuada para la gestión del riesgo en las explotaciones agrícolas y ganaderas. El seguro cuenta además, con ayudas al coste de contratación tanto por la Administración General del Estado (a través de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios -ENESA-) como por el Gobierno de Navarra, que incrementó la cuantía de las suyas para poder absorber la reducción en diez puntos por parte del Estado.

En total, en el plan de 2017 se suscribieron 11.005 pólizas, frente a las 10.823 de 2016, y de ellas 8.371 corresponden a seguros agrícolas y 2.452 a seguros pecuarios (incluidas las retiradas y destrucción de animales muertos en la explotación).

En los seguros agrícolas se aseguraron 223.159 hectáreas frente a las 208.504 del plan del año anterior. El mayor incremento se produjo en la línea 309 en los cultivos de cereales de invierno con 15.000 hectáreas más que en el año 2016, aumentando de 154.000 a 169.000 hectáreas. - Efe