Editorial de diario de noticias

Apuesta por una salud pública de hierro

La Comunidad ha recuperado el músculo perdido en anteriores gobiernos con una apuesta por los servicios públicos, 48 millones en inversiones, 840 plazas de empleo público y la reducción del 40% de las listas de espera

Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Uno de los pilares del Estado de bienestar como es la salud ha recuperado en Navarra el músculo perdido en anteriores ejecutivos pese a ser una de las carteras más castigadas por los recortes. En la actualidad, ocupa la partida destinada a servicios con mayor gasto (27,2%) del presupuesto general, 1.059 millones en 2018 (1.648 euros por habitante, 200 más que en 2015). Las inversiones en este departamento se han incrementado en un 48,8% en tres años y el gasto total un 13%, con 21 millones destinados a atención primaria y un refuerzo en personal que se traduce en 840 plazas de empleo público, entre los logros apuntados ayer por el consejero Fernando Domínguez. Se han tomado decisiones importantes para mejorar los servicios como reducir en un 40% las listas de espera en primeras consultas y un 10% la quirúrgica, recuperar el servicio de cocina en los hospitales y la subvención al copago para rentas inferiores a 18.000 euros. El Plan para Humanizar el Sistema Sanitario y mejorar el trato con el paciente desde una perspectiva integral va asociado a otras medidas preventivas como potenciar las intervenciones sobre estilos de vida saludables (apostar por el envejecimiento activo de nuestros mayores o campañas de concienciación sobre el consumo del alcohol entre los más jóvenes). Quedan retos importantes por hacer como desarrollar la estrategia de Atención Primaria en las áreas de salud de Pamplona, Tudela y Estella, o extender el programa de crónicos (que ha tenido por cierto logros interesantes como agilizar la atención de personas ancianas con multipatologías o pacientes con EPOC) y desarrollar nuevos servicios como la salud comunitaria en colaboración con los ayuntamientos. Con estas fortalezas Navarra se ha abierto sin complejos gracias al cambio político al nuevo espacio Eurorregión Nueva Aquitania-Euskadi-Navarra (más de ocho millones de habitantes) que presidirá hasta el 2020. La consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales Ana Ollo destacó ayer la oportunidad que ha supuesto este espacio de cooperación europeo en ayudas a proyectos navarros y el impulso a otros lazos económicos, culturales y sociales. Navarra también ha sido líder en políticas de memoria y se ha creado una Comisión de Ayudas a las Víctimas del Terrorismo en Navarra en un intento de normalizar un tema tabú en nuestra sociedad durante muchos años. Navarra está en la Red de Colaboración de Comunidades con Lengua Propia y en la red Vanguard Initiative para movilizar recursos de especialización inteligente. Sin perder ninguna oportunidad, sin marginarse por ningún motivo.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »