Mesa de Redacción

Solidaridad subvencionada

Por Rafa Martín - Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Bruselas ha apostado por estimular la solidaridad de los estados hacia los inmigrantes y como todo en esta vida tiene un precio, o casi todo, le ha puesto el suyo: 6.000 euros por cada persona que un país miembro acoja tras haber desembarcado en cualquier punto de la UE. El escandaloso periplo del Aquarius,casi la deriva por el Mediterráneo durante varios días sin que nadie quisiera acoger su carga-nada más y nada menos que seres humanos- ha espoleado las conciencias de los burócratas de la capital comunitaria y ahora su Ejecutivo intenta poner paños calientes pecuniarios a un grave problema político y humanitario que los líderes europeos fueron incapaces de resolver en la pasada cumbre de junio. El modelo es voluntario y plantea dos problemas: si incluye, además de a los asilados, a los denominados migrantes económicos y la naturaleza de los centros de asilados, que se pretenden cerrados y controlados. De momento ningún país se ha ofrecido a albergar estos centros, que se convierten en realidad en modernos campos de concentración que abocan a miles de personas a subsistir en condiciones muchas veces lamentables e inhumanas. La medida no deja de ser un parche, mientras no haya un acuerdo sobre la reforma del sistema comunitario de asilo, hasta la fecha una quimera. Y eso no es cuestión sólo de dinero.

Últimas Noticias Multimedia