Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El Parlament retira sin aval de la Mesa el sueldo de diputados suspendidos

JxCat, ERC y la CUP buscan cómo revertir el bloqueo de los salarios de los cinco encarcelados

Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Torra se dirige hacia la reunión semanal del Govern en el Palau de la Generalitat.

Torra se dirige hacia la reunión semanal del Govern en el Palau de la Generalitat. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Torra se dirige hacia la reunión semanal del Govern en el Palau de la Generalitat.

pamplona- La responsable de la contabilidad del Parlament ha retirado el sueldo de los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo, una decisión que JxCat no apoya ya que, de hecho, no la ha tomado la Mesa de la cámara catalana. El pasado 10 de julio, el juez del Supremo Pablo Llarena comunicó a la Mesa del Parlament la suspensión de cargo público de los cinco diputados que están en prisión preventiva -Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull, Oriol Junqueras y Raül Romeva- así como del expresident Carles Puigdemont, todo ellos procesados por rebelión.

Tres días después, cuando el Supremo notificó por correo certificado al presidente del Parlament, Roger Torrent, la resolución de Llarena, la oidora de cuentas de la cámara catalana tomó la decisión de que los seis diputados suspendidos dejaran de cobrar la retribución correspondiente a partir de ese día, según reveló ayer la portavoz del Govern, Elsa Artadi.

La Oidora de Cuentas y Tesorería, en manos de Maria Guiu, es el órgano interno que se ocupa de la contabilidad del Parlament, la fiscalización previa de los gastos, la realización material de los pagos y la percepción de los ingresos.

Pese a que los diputados afectados ya no cobran, Artadi matizó que “eso no quiere decir que estén suspendidos”, sino solo que “se les ha dejado de pagar desde el 13 de julio”, y dijo dicho que se puede “intentar revertir” esta situación por la vía legal.

La diputada de JxCat Gemma Geis compareció en rueda de prensa para aclarar que “no se ha tratado de una decisión de la Mesa, que es donde hay que resolver las cuestiones de gestión interna”. “Desde el Parlament no hemos impulsado ni defendido la retirada de las retribuciones a partir del 13 de julio. Esta debe ser una decisión de la Mesa, no es una decisión que venga amparada por JxCat”, subrayó Geis, que apostó por buscar “mecanismos jurídicos” que permitan “revertir esta decisión”.

Por su parte, ERC se desmarcó también de la decisión y se comprometió a trabajar con JxCat para encontrar una “solución global” para los diputados suspendidos, según fuentes del partido.

Desde el entorno de Torrent se alegó que la decisión de retirar el sueldo a los seis diputados suspendidos es “de carácter técnico”, adoptada por los servicios de la cámara, y no cuenta con el “aval político” de la Mesa.

Según las mismas fuentes, ahora habrá que “buscar las fórmulas necesarias para preservar los derechos de los diputados, siempre de acuerdo con la voluntad de los presos políticos y exiliados, para no perjudicarles, y de acuerdo con no poner en riesgo a ningún trabajador de la cámara”.

La CUP exigió que se adopte una decisión política por parte del Parlament sobre la suspensión de diputados, que considera que tiene que ser la de no aplicarla, y ha reprochado a JxCat y ERC que al final sea una funcionaria, la oidora de cuentas, la que acabe decidiendo que no se les paga los sueldos. Precisamente ayer la Junta de Portavoces del Parlament ha acordado que el próximo pleno no se celebre hasta los días 2, 3 y 4 de octubre, fechas reservadas para el Debate de Política General, por lo que será el primero desde que la semana pasada se desconvocara el que estaba previsto ante las discrepancias entre JxCat y ERC en torno a la sustitución temporal de los diputados suspendidos.

La líder de Ciudadanos en Catalunya, Inés Arrimadas, denunció el “atropello a la democracia y a la oposición” que supone que no se convoquen plenos hasta octubre y acusó al Govern de “silenciar a la oposición cerrando el Parlament”.

La portavoz parlamentaria del PSC, Eva Granados, consideró “impresentable” que no se celebren más plenos hasta octubre y pidió que “se haga lo posible” para desencallar la situación.

La portavoz parlamentaria de Catalunya en Comú-Podem, Elisenda Alamany, culpó de la situación al “bloqueo” entre los grupos independentistas y a las discrepancias en el seno de JxCat.

El diputado del PPC Alejandro Fernández, a su vez, denunció que “las desavenencias entre separatistas han provocado que septiembre sea inhábil en el Parlament”.

Por otra parte, después de que el lunes la nueva vicepresidenta del PDeCAT, Miriam Nogueras, hiciera saltar las alarmas en el Gobierno de Pedro Sánchez al advertirle de que lo tendrá “más difícil” en el Congreso con la dirección de la formación demócrata elegida este fin de semana, ayer la portavoz del Govern quiso rebajar el tono.

“El rol del PDeCAT y ERC cambia con la moción de censura, no cambia este pasado fin de semana”, dijo Artadi, que apostó por la “estabilidad” del Gobierno siempre que se mantenga abierto al “diálogo y la negociación política” con Catalunya. - D.N.