Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El prior de los Caídos, candidato de Falange

Santiago Cantera se presentó con el movimiento de Primo de Rivera en las generales de 1993 y en las europeas del 94

Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Santiago Cantera.

Santiago Cantera. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

Santiago Cantera.

pamplona- Santiago Cantera, prior de la basílica del Valle de los Caídos, fue candidato de Falange Española Independiente (una de las siglas vinculadas al movimiento fundado por José Antonio Primo de Rivera) en las elecciones generales de 1993 y las europeas de 1994, según adelantó Infolibre.

El religioso tenía 21 años y estaba a punto de terminar sus estudios de Historia en el CEU cuando se le empezó a vincular al entorno neofalangista en 1993. De hecho, uno de sus profesores de aquella época lo define como “un falangista no franquista” conocido entre los colegiales como “uno de los azules”. Al parecer, su vinculación con la Falange venía por su hermano mayor.

Pocos meses después de las europeas de 1994, Cantera culminó sus estudios de Historia Medieval y en 2002 ingresó en el Valle de los Caídos. “Era un hombre muy inteligente. Si finalmente no hubiera optado por la vida religiosa, hoy seguramente sería catedrático”, destaca su antiguo profesor, quien sostiene que “a los 20 años.

A los 30 años y tras haber pensado en casarse sin éxito, Cantera decidió entrar en la vida religiosa y en un principio eligió la Trapa, un monasterio contemplativo donde no podría continuar con sus investigaciones históricas. “Le convencimos para optar por los Caídos”, relata su exprofesor.

Desde 2014, Cantera es el máximo responsable de la basílica y, como tal, ha plantado cara al Gobierno de Pedro Sánchez oponiéndose a la exhumación de Franco y de su amado Primo de Rivera.

Su predilección dictatorial cuenta, además, con el precedente del caso de los hermanos Lapeña, pero en esa ocasión la jerarquía eclesiástica se mostró totalmente inflexible y el cardenal Blázquez le obligó a obedecer al juez.

El antiguo profesor de Cantera, con quien mantiene todavía el contacto, subraya que en los últimos meses el religioso se ha sentido “muy solo” y con la sensación de “no contar con los apoyos que antes daba por sentados” en relación a Franco.

En 2011, por ejemplo, el entonces cardenal de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco, se negó en redondo al traslado de los restos del dictador impulsado por la comisión de estudio de la Memoria Histórica.

La jerarquía eclesiástica actual, sin embargo, mantiene una postura radicalmente diferente y presiona al prior para que dé su brazo a torcer y permita el cumplimiento de la ley establecida.

ajuste de cuentasPor su parte, el Ayuntamiento de Ferrol sigue avanzando en el proceso de regularización de la tumba de la familia Franco Baamonde situada en el cementerio municipal de Catabois.

El alcalde, Jorge Suárez, declaró ayer que lo primero que harán será “girar los recibos correspondientes”, por lo que realizarán a la familia Franco “un requerimiento de pago” tal y como “contemplan las ordenanzas correspondientes.”

En caso de que no abonen esta cantidad requerida por el Consistorio, el regidor local afirmó que “la concesión revertirá a titularidad municipal.”

Suárez también dio a conocer que “hay otra vía” para que el consistorio pueda hacerse con la titularidad de esta tumba, que sería “revocar el acuerdo que se tomó en la comisión de gobierno de 1967”.

Así, el alcalde reconoció que “las concesiones públicas no se pueden regalar y deben seguir los trámites administrativos perceptivos”, ya que esta tumba fue concedida “por su supuesta condición de hijo ilustrísimo de Ferrol”, algo que el regidor local afirmó sin rodeos que “no es digno” y tampoco es “libre en una democracia mantener este tipo de privilegios”.

El alcalde de Ferrol ya había declarado previamente en una entrevista en Radio Nacional la semana pasada que el consistorio que dirige “no permitirá” que la familia de Franco traslade los restos del dictador al panteón que poseen en la ciudad en el caso de que, finalmente, se exhumen para retirarlos del Valle de los Caídos.

Suárez dio a conocer el pasado viernes unos documentos públicos, fechados en 1967, por los que el Ayuntamiento de Ferrol regaló a la familia Franco un nicho en el cementerio público de Catabois.

El acta, firmada por el entonces alcalde Rogelio Cenamor Ramos, recoge que esta cesión fue un regalo “a un hijo ilustrísimo de la ciudad”, aunque Suárez asegura que dicha decisión es revocable. - D.N.