Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Detenido en Cascante por empujar y amenazar a agentes de la Policía Foral tras una discusión

También han sido detenidas otras cinco personas por diferentes delitos como resistencia, desobediencia o desórdenes públicos

EP - Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 16:50h

Control preventivo de Policía Foral en fiestas de Tudela.

Control preventivo de Policía Foral en fiestas de Tudela. (TWITTER DE POLICÍA FORAL)

Galería Noticia

Control preventivo de Policía Foral en fiestas de Tudela.

PAMPLONA.- La Policía Foral ha detenido en Cascante a un vecino de Ribaforada de 39 años por empujar y amenazar a varios agentes tras una discusión de tráfico.

La detención se produjo después de que un policía que pasaba por el lugar intentara mediar en la trifulca tratando de calmar a los dos conductores implicados. Con la llegada de otra patrulla la actitud de uno de ellos se volvió más airada, llegando a empujar al policía, por lo que fue arrestado.

Además amenazó gravemente a dos de los agentes movilizados, por lo que se le imputa un presunto delito de amenazas. Las diligencias propias del atestado fueron enviadas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Tudela, ha informado la Policía Foral.

Por otro lado, en Alsasua, fue detenida otra persona cuando una patrulla se encontraba en una estación de servicio de la zona, recabando información junto con el encargado del establecimiento sobre unos hechos ocurridos días atrás. Mientras conversaban, una persona les interrumpió varias veces, llegando a insultar a los agentes y al trabajo que realizaban.

Uno de los policías le indicó que cejase en su actitud, pero el hombre, un vecino de Fânzeres (Portugal) de 38 años, intentó golpearlo en repetidas ocasiones, por lo que fue detenido.

En Irurtzun, un vecino de la localidad de 53 años fue detenido después de que desobedeciera las advertencias de los policías y se viera implicado en una pelea. El detenido estaba faltando al respeto al resto de clientes de un establecimiento de ocio y el responsable alertó a la Policía Foral.

Los agentes desplazados consiguieron sacarlo del local a pesar de la actitud agresiva, desobediente y obcecada del varón, advirtiéndole de que no volviera a acceder o sería detenido. El hombre hizo caso omiso iniciando en el exterior una trifulca con otra persona y resistiéndose activamente al arresto. Además del delito de resistencia y desobediencia, se le imputan otro de desórdenes públicos.

En Los Arcos, un vecino de Estella de 32 años fue detenido después de intentar golpear a un policía foral. El hombre estaba durmiendo en su vehículo que había estacionado en un lugar prohibido, impidiendo el paso al resto de usuarios. La patrulla movilizada le pidió hasta en tres ocasiones su documentación personal y la del turismo, negándose a facilitarla. Al ser notificado de la denuncia es cuando intentó agredir a uno de los policías.

Los dos últimos detenidos se han producido en Tudela. Se trata de una tudelana de 22 años que fue detenida después de agredir a un policía cuando fue a mediar en una pelea y de un cascantino de 24 que se enfrentó a un agente que le impedía acudir a esa misma pelea.