Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El presidente de la Sala vuelve a discrepar y cree que la actuación del guardia fue contradictoria y opaca

El magistrado Cobo entiende que el acusado debe volver a prisión al poderse haber agravado su riesgo de fuga

Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

pamplona- El presidente de la Sección Segunda de la Audiencia, José Francisco Cobo, ha vuelto a emitir un voto particular discrepante -ya lo hizo cuando se puso en libertad a La Manada- y entiende que la actuación del guardia civil con su pasaporte es “contradictoria” con las medidas cautelares dictadas e “innecesaria” para su cumplimiento. Cobo sostiene que a su juicio “debió accederse a la pretensión de las acusaciones” que pidieron el reingreso en prisión por quebrantamiento de medida cautelar y riesgo de fuga del procesado y añade que la actuación del guardia civil “se revela como contradictoria con la prohibición de salir del territorio nacional sin autorización judicial, la obligación de hacer entrega del pasaporte y la prohibición de obtenerlo en el futuro”.

UNA ACTIVIDAD INNECESARIA“La actividad del procesado se muestra como innecesaria para cumplimentar” esta disposición, dice, y puntualiza que además “no se verificó con la pulcritud y carácter diáfano del que le trata de revestir su defensa” al argumentar que “exclusivamente” quiso informarse de la situación en la que se encontraba su pasaporte para presentarlo ante este Tribunal. El magistrado entiende que “la disponibilidad del pasaporte, sin duda alguna, incrementa razonablemente las posibilidades de apreciar un concreto riesgo de fuga, tratándose este, de un pronóstico incierto, siempre inseguro, pero cuya probabilidad se incrementa”. Alude por otra parte a la cita previa que solicitó la novia del procesado antes incluso de que este saliera de la cárcel en libertad provisional y al hecho de que el guardia civil en la oficina de la Policía Nacional a la que acudió en Tablada (Sevilla) no hizo “ninguna indicación acerca de que necesitaba entregar el pasaporte en el Juzgado y no lo encontraba. Sólo fue a raíz de que la funcionaria le preguntara sobre si tenía algo pendiente” cuando dio esta información, por lo que antes la empleada “en todo momento entendió que acudió para que le hiciera el pasaporte”, precisa el magistrado. Concluye que cabe considerar acreditada “la voluntariedad en la obtención de forma subrepticia del pasaporte, iniciada con una extraordinaria celeridad, después de salir en libertad” y habla de que sus gestiones son “faltas de transparencia”. - E.C.