Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

La lista de espera de 1ª consulta tiene 18.000 personas menos que en junio de 2015 y aguardan 18 días menos

Salud, en su balance de gestión, señala que han avanzado en su “apuesta por una sanidad pública y universal”
Las listas de espera y el desarrollo de la estrategia de Atención Primaria, entre sus retos

M. Pérez | Itxaso Mitxitorena | Oskar Montero - Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

De izda a dcha, Luis Gabilondo, Fernando Domínguez y Óscar Moracho, en la rueda de prensa.

De izda a dcha, Luis Gabilondo, Fernando Domínguez y Óscar Moracho, en la rueda de prensa. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

De izda a dcha, Luis Gabilondo, Fernando Domínguez y Óscar Moracho, en la rueda de prensa.

“Las listas de espera exigen que sigamos centrando en ellas buena parte de nuestros esfuerzos” “Nos dirigimos a una atención más centrada en el paciente y la apuesta seguirá siendo Atención Primaria”

pamplona- La lista de espera de primera consulta ha experimentado una reducción “significativa” en la presente legislatura. Así, según indicó ayer el director gerente del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), Óscar Moracho, el número de personas “se ha reducido un 40%;18.000 personas menos que, además, esperan menos tiempo”, ya que han pasado de 85 días en 2015 a 67 en la actualidad. “Todavía tenemos que mejorar, pero ya son cifras más que defendibles comparando con el Estado, donde ha ido empeorando, y destacando que se han reducido en las tres áreas de salud”, apuntó Moracho. No obstante, como sostuvo el consejero de Salud, Fernando Domínguez, la situación de las listas de espera “exige que sigamos centrando en ella buena parte de nuestros esfuerzos. Vamos a seguir comprometiendo recursos económicos para reducirlas”, porque “el objetivo prioritario del departamento es seguir la senda de la reducción, tanto en número de personas, como en el tiempo de espera que lo hagan”.

En la presentación del balance de gestión del departamento correspondiente al tercer año de la legislatura -entre julio de 2017 y junio de 2018-, el consejero afirmó que en estos tres ejercicios, en los que han alcanzado “logros destacables” y “existe alguna sombra”, han avanzado en su “apuesta firme por una sanidad pública y universal, preventiva, garante de la equidad y de la calidad y orientada al paciente, corresponsable con el cuidado de su salud”. Así, expuso que si el primer año centraron sus esfuerzos en “revertir los recortes presupuestarios de la anterior legislatura y en solucionar los graves problemas estructurales” y que en el segundo apostaron por “una concepción más social de la salud, por la defensa de los servicios públicos y la prevención de salud pública”, el tercer año “se podría definir como el de la consolidación de la apuesta por los servicios públicos, por el logro de los resultados visibles y por la preparación del futuro”.

840 plazas de empleo públicoRespecto a la apuesta por los servicios públicos, Domínguez, que estuvo acompañado por Moracho y por el director general de Salud, Luis Gabilondo, señaló que “se ha completado la reversión de las cocinas del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), se han internalizado diversos servicios, se ha convocado una amplia oferta pública de empleo -840 plazas- que incluye el 100% de las plazas que nos ha permitido las limitaciones impuestas por el Ministerio de Economía y Hacienda en cuanto a tasa de reposición, se ha procedido a la apertura de la UCI del Hospital Reina Sofía de Tudela y al desarrollo del decreto de salud sexual y reproductiva”.

Entre los logros conseguidos, además de la reducción en listas de espera, citó que “se ha alcanzado la extensión al 100% de la población del programa de detección precoz de cáncer colorrectal y de la hospitalización a domicilio, así como del programa de crónicos y pluripatológicos, y tenemos también los primeros resultados del Observatorio de Salud Comunitaria. Al mismo tiempo, se ha trabajado en preparar el futuro para mejorar la atención a la ciudadanía y contribuir a la sostenibilidad del sistema con la máxima eficiencia y lo hemos hecho elaborando y presentando las estrategias de Atención Primaria y Comunitaria y la de Envejecimiento Activo y Saludable”, además de “los planes de uso racional del medicamento y de humanización del sistema sanitario de Navarra”.

Tras señalar que estas actuaciones han sido posibles gracias a que se ha incrementado el presupuesto “un 13,3% hasta casi 1.060 millones de euros”, superando así el nivel presupuestario anterior a la crisis, el consejero afirmó que este año ha sido también “el de la consolidación de las garantías de los derechos ciudadanos y prestaciones”, como el reconocimiento del derecho universal a la atención en salud. Asimismo, dijo que se ha presentado y se está implementando el plan de humanización del sistema sanitario, se ha creado el Observatorio de Muerte Digna;se ha desarrollado la nueva política de salud sexual y reproductiva, recogida en el decreto foral de 24 de noviembre de 2016, con acciones tales como la puesta en marcha de Transbide, una unidad multidisciplinar de transexualidad, y de nuevas prestaciones en reproducción humana asistida humana y disfunción eréctil;o la subvención del copago farmacéutico tanto a personas pensionistas como a activos con rentas inferiores a 18.000 euros.

Domínguez aseguró que “estamos en la senda correcta”, pero “nos debemos marcar retos más ambiciosos” y adoptar “las medidas necesarias para iniciar la transformación del sistema para estar en condiciones de afrontar con éxito las amenazas y retos a los que se enfrentan todos los sistemas sanitarios públicos para poder continuar garantizando su calidad y sostenibilidad”. Por ello, consideró que queda “muchísimo camino por recorrer”.

el programa de crónicos se amplíaEntre los compromisos a corto plazo más importantes, está seguir reduciendo las listas de espera. Al respecto, dijo que al iniciar la legislatura se marcaron como objetivo para primeras consultas 30.000 pacientes, que corresponden a “tiempos medios de espera de 36 días y, para espera quirúrgica, una espera media de 100 días, que vienen a ser el equivalente a 9.000 pacientes y, sobre todo, cumplir la Ley de garantías”. Unos objetivos que, señaló, “aunque en este momento estamos por debajo, no podemos perder la tensión y tenemos que seguir haciendo el mismo esfuerzo”.

También citó como retos el desarrollo de la nueva estrategia de Atención Primaria;la extensión del programa de crónicos a siete nuevas patologías en adultos (esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, cardiopatía isquémica, asma, párkinson, enfermedad cerebrovascular y paciente crónico en centros residenciales) y tres en niños (asma infantil, niño crónico complejo y diabetes infantil);la internalización y desarrollo de nuevos servicios en Salud Mental;la elaboración y publicación del decreto foral de transporte sanitario;el desarrollo de la atención sociosanitaria de la comarca de Tafalla;la implementación de nuevos servicios, como son la resonancia magnética, la Unidad de Dolor y Urología en el área de Tudela, así como Salud Mental y radiología en San Adrián en la de Estella. En el ámbito de la salud pública, se comprometen a desarrollar el plan de envejecimiento activo y saludable, las campañas de prevención de infecciones de transmisión sexual y de consumo de cannabis, el plan foral de adicciones y el proceso de unificación de laboratorios de salud pública.

Además, Salud “va a seguir apostando por el empleo público convocando nuevas ofertas públicas y adoptando las medidas necesarias para seguir avanzando hacia un empleo de calidad”, garantizó Domínguez, quien remarcó, sobre las críticas de los sindicatos a la “insuficiente” oferta pública de empleo (OPE) extraordinaria, que es “el 100% de las plazas que podemos sacar por las limitaciones impuestas por el Ministerio”.

“En este momento nosotros no podríamos sacar más, aunque quisiéramos, que queremos”, precisó. Durante los tres años de legislatura se han aprobado OPE que suman 1.032 puestos de trabajo, frente a las 145 plazas aprobadas de entre 2013 y 2015.

salud pública como seña de identidad

aumenta la investigación

Inspecciones. La apuesta por la salud pública es “una de las señas de identidad de esta legislatura”, afirmó el director general de Salud, Luis Gabilondo, que resaltó que por tercer año aumenta “el presupuesto del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, que este año asciende a 22,5 millones, es decir, 4,8 más que en 2015”. Expuso que más de 3.000 personas han recibido ayuda para dejar de fumar, se han visitado 648 empresas, se han incrementado un 65% las inspecciones de sanidad ambiental y un 17%, las de seguridad alimentaria. Como reflejo de la apuesta del departamento por la investigación y la formación, sus presupuestos han aumentado un 133% y un 53%, respectivamente. En conjunto, Salud e Industria “han triplicado el gasto en investigación sanitaria pública en Navarra”, destacó.

listas de espera

27.862

primera consulta. La lista de espera en primera consulta se ha reducido en 18.125 (39,6%), al pasar de 45.987 a 27.862 pacientes.

7.827

quirúrgica. La lista de espera quirúrgica baja en 862 personas, con 7.827 pacientes. Moracho apuntó que el tiempo media de espera ha pasado de 100 a 73 días.

12.451

pruebas complementarias. En junio había 12.451 pacientes esperando pruebas complementarias, un 25% menos que en el mismo mes de 2015. En resonancia magnética, se redujo el 52%.

apuntes

Atención más integral. Los descensos en listas de espera, explicó Óscar Moracho, se han producido, “además de con programas específicos y con el esfuerzo de todos los profesionales, haciendo cosas diferentes y más eficientes, destacando mejoras en la atención sanitaria. Nos estamos dirigiendo hacia una atención más integral, más centrada en el paciente y, en ese sentido, la apuesta central seguirá siendo por la Atención Primaria”.

Atención Primaria. Destaca el aumento del presupuesto de inversiones en obras y equipos de Atención Primaria. Este año asciende a 12,3 millones, muy por encima de los 799.255 € de 2015. En estos tres años se ha destinado a este fin un total de 21,1 millones. Asimismo, se ha reforzado la plantilla con 91 profesionales, se ha elaborado la estrategia de Atención Primaria y se ha puesto en marcha el equipo de atención sociosanitaria de Tafalla, entre otras medidas.

Equidad territorial. La equidad territorial también es una apuesta del departamento. En el área de Tudela han aumentado las inversiones un 78%. En el hospital Reina Sofía se ha puesto en marcha una UCI y un hospital de día de Oncohematología, entre otros proyectos. En Estella destaca el despliegue del programa de promoción de salud comunitario y los 5,7 millones en inversiones, frente a los 165.000 € de 2015.

48,8 millones en inversiones. El presupuesto para inversiones asciende a 48,8 millones, duplicándose respecto a 2015, que fue de 24,2 millones.

Pediatría. El consejero comentó que “faltan pediatras en Atención Primaria y, sobre todo, en plazas de difícil cobertura” y aunque la situación en Navarra “no es buena, desde luego no es la peor. Mientras que en algunas comunidades del orden del 35 al 40% de plazas están ocupadas por médicos de familia, aquí estamos en un 16%”.