"gozamos de gestión y control muy buenas"

El sector del taxi se moderniza

Kiko Asín Pérez, presidente de Teletaxi San Fermín, ha sido nombrado vocal por Navarra en la Asociación Nacional del Taxi tras más de 12 años al volante

Virginia Urieta | Oskar Montero - Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Kike Asín, también presidente de la Asociación Independiente de Taxistas Autopatronos de Navarra, en la sede de Teletaxi en Agustinos.

Kike Asín, también presidente de la Asociación Independiente de Taxistas Autopatronos de Navarra, en la sede de Teletaxi en Agustinos. (OSKAR MONTERO)

Galería Noticia

Kike Asín, también presidente de la Asociación Independiente de Taxistas Autopatronos de Navarra, en la sede de Teletaxi en Agustinos.

“Lo principal de cara a la ley del taxi es llegar a un consenso con los grupos políticos”

pamplona- Las historias de taxistas suelen resultar curiosas, al menos en el imaginario colectivo, aunque sólo sea por el simple hecho de que, mirando por el retrovisor, estos sabios conductores pueden ver pasar por sus asientos a cientos de personas de todo tipo y condición. Pero hay quien prefiere guardárselas, porque no conviene hacer públicas intimidades, reconociendo -eso sí- que a los del gremio les pasa “de todo. Cosas buenas y malas, y es que a veces te acuerdas más de las malas... Pero no son para contar”, confiesa Kiko Asín Pérez, vecino de Pamplona de 48 años y presidente de Teletaxi San Fermín.

Taxista desde hace doce años, conserva con mimo algunas de esas anécdotas (las buenas) mientras recuerda unos tiempos en los que cada parada tenía su teléfono y su correspondiente servicio. “Había que marcar un número para que acudiera un taxi en concreto, uno para cada zona”, explica. Presidente también de la Asociación Independiente de Taxistas Autopatronos de Navarra (AITAN) desde el pasado mes de junio, acaba de ser elegido vocal en Navarra por la Asociación Nacional del Taxi.

Satisfecho con su recorrido aunque con la mirada puesta en el futuro, tiene claros sus retos y las necesidades de un sector para el que quiere lo mejor, algo que, asegura, pasa por tener “buenas relaciones” con todos los grupos políticos en un contexto en el que se muestran críticos con la modificación de la Ley Foral del Taxi, uno de los desafíos que se antoja más cercano.

Teletaxi nació en 1984 para dar “un servicio centralizado” a sus clientes. Uno de los grandes hitos que recuerda Asín es la unión entre Teletaxi y Radio Taxi, las dos únicas emisoras que se fundieron en una hace más de una década, algo que -además- sorprende mucho a los clientes. Y es que en Navarra hay 432 taxis, 313 de ellos en Pamplona y su Comarca. De esos, 309 pertenecen a Teletaxi San Fermín. “Prácticamente todos formamos parte de la misma asociación, y es algo que no pasa en otras ciudades. Es importante que estemos unidos, antes se generaba duplicidad, mal rollo… La unión es eficiente y así se cubre toda la demanda”.

Recuerda, también, esas radios que despachaban toda la información “de seguido”, en bucle. Un bombardeo que cantaba las zonas y paradas hasta que el taxista acudía al servicio, con el consiguiente hastío también para el cliente. Ahora la tecnología brinda una mayor comodidad, además de un servicio más eficaz: no hay nada como la geolocalización.

“Gozamos de un control y una gestión muy buenas gracias a las nuevas aplicaciones, que también son una reclamación de los usuarios”. Se centran ahora en aplicar la “llamada automática”, que consiste en guardar un domicilio si es habitual para que el usuario sólo tenga que marcar una tecla y el taxi acuda de inmediato. También la aplicación móvil PideTaxi, “que ahora se ha mejorado gracias a una mejor integración con la flota. Lleva funcionando tres años y es una gozada: te geolocaliza, te manda el taxi, puedes ver el recorrido y el tiempo de espera y saber quién va a acudir e incluso activar el pago con tarjeta”. Tiene la ventaja, además, de poder utilizarse en otras comunidades.

Asegura, respecto al momento que vive el sector, que ha habido años “muy malos, coincidiendo con la crisis y porque no había dinero. También un boom que coincidió con el incremento de la inmigración”. Apuesta por desmitificar esa imagen del taxi como un servicio de lujo. Ahora la demanda se ha estabilizado, con tarifas “congeladas” desde hace cinco años.

retos y leyesSobre la mesa se enfrentan ahora a uno de sus mayores retos: el proyecto de nueva Ley Foral del Taxi elaborado por el Gobierno de Navarra, que implica modificar la norma de 2005 y empezará su tramitación en el Parlamento a partir de septiembre. Denuncian que no se han tenido en cuenta “ni nuestras opiniones ni las alegaciones”, y abogan por sentarse a hablar antes de incorporar cambios que les afectan, como la antigüedad de los vehículos -que pasa de 10 a 8 años- y la supresión del requisito de coherencia territorial para la creación o ampliación de un Área Territorial de Prestación Conjunta (ATPC), a la que cualquier municipio que actualmente forme parte de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona pueda solicitar su incorporación.

Pero la “eterna pelea” es precisamente esa definición del “continuo urbano”, que sirve para separar las ciudades de los pueblos. “Eliminándolo se unirían a la zona de Pamplona taxistas de los valles o de otras zonas, que quedarían además desatendidas. Estaríamos muchos para menos servicios, también se incrementaría la contaminación con los viajes a otras zonas y no se cubriría toda la demanda, porque hay más trabajo en las capitales. Además, no sabemos en qué concepto se llevaría a cabo con la reforma del nuevo mapa local... No vemos beneficio ni para el usuario ni para el taxista”, valora el presidente.

Lo principal para el taxi en Navarra, señala, “es llegar a un consenso con todos los grupos políticos de cara no sólo a la modificación de la ley sino a todos los problemas que nos puedan surgir”, explica, y avanza que otro objetivo que se plantean es sumarse al transporte sanitario no medicalizado. “Ya hacemos el servicio de rehabilitaciones de mutuas, sería extenderlo a cualquier persona que hace una rehabilitación o requiere viajes al hospital”.