monumento de los siglos XI-XII

Artajona retoma, tras siete años de parón, la consolidación del cerco

En agosto se realizará un auzolan arqueológico en la muralla norte
El objetivo es preservar este monumento de los siglos XI-XII

Ainara Izko Javier Bergasa - Miércoles, 25 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Vista general del Cerco de Artajona.

Vista general del Cerco de Artajona. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Vista general del Cerco de Artajona.

artajona- Desde el Ayuntamiento de Artajona se ha promovido un auzolan arqueológico para continuar los trabajos interrumpidos en 2011, hace ya siete años, y que tienen como objeto la consolidación definitiva de los tramos en la falsabraga y muralla del frente norte del Cerco, propiciando así su preservación.

Señalar que el Cerco, cuyo origen se remonta al año 1085, fecha en la que se iniciaron los trabajos encargados por los canónigos de Saint Sernin de Toulouse y que finalizaron en 1109, es el único recinto amurallado medieval conservado en Navarra, de ahí la importancia de su conservación.

Las personas interesadas en participar en esta iniciativa, que se desarrollará durante la primera quincena de agosto (de lunes a sábado), deberán inscribirse en la casa consistorial e indicar su disponibilidad.

En concreto, la consolidación se realizará “mediante el añadido de dos o más hiladas de piedra, según los casos, en la coronación de los muros”, explican desde el Ayuntamiento. Estas hiladas de piedra “imitarán al muro original”, añade el Consistorio.

En el caso de la falsabraga se emplearán sillarejos informes de pequeño formato, y sillarejos de mejor porte y tamaño para la muralla. Todo ello quedará trabado con morteros de cal y arena similares a los empleados en su construcción. Para la coronación de los muros, asimismo, se dispondrán sillarejos, lajas y piedras informes en colocación a 45 grados aproximadamente en la muralla, y sin ninguna disposición especial en falsabraga.

En este sentido cabe destacar que es “fundamental” que el recrecido de la muralla y la falsabraga “supere en altura al talud de tierras que se les apoya en su cara interna, y que actualmente por erosión va cubriéndolas y ensuciando toda la zona, empobreciendo la vista del entorno”, subrayan desde el Ayuntamiento.

Una vez realizados estos trabajos, se propone además la retirada de los escombros que están apoyados en la falsabraga por su cara externa, “liberando así esta estructura y recuperando parte de la vista original que este frente ofrecía. Este procedimiento se podrá realizar en gran parte con medios mecánicos (retirada de escombros contemporáneos), hasta alcanzar la estratigrafía arqueológica, en la cual se podrá excavar hasta localizar la cota original del suelo y recuperarla”.

descripción del trabajoEn un principio, se empezará por los trabajos más asequibles, en este caso por la falsabraga situada al este del portal de San Miguel (a ras de suelo), dado que su consolidación es más sencilla que la de la muralla, al ser sus acabados más toscos. “Se podrá de esta manera ir adquiriendo la destreza necesaria para seguir con otros trabajos algo más complicados sucesivamente”, avanza el Consistorio.

En concreto, el voluntariado se encargará de la realización de mortero de cal (mezcla de arena, cal y agua a amasar en hormigonera);de reponer las hiladas de sillarejos de manera similar a como se colocaron en los muros conservados;de rejuntar los tramos de muros originales para su preservación;y de excavar, limpiar y acondicionar los taludes resultantes de los trabajos encaminados a recuperar las cotas originales de suelo.

Todo ello se hará bajo las indicaciones y supervisión de técnicos arqueólogos, quienes podrán además introducir a los participantes en las técnicas y metodología de la disciplina arqueológica de campo.

El objetivo será, además del antes indicado de preservación de la ruina arqueológica, “profundizar en el conocimiento de las técnicas de defensa del Cerco (mucho más desarrolladas de lo tradicionalmente supuesto), y embellecer todo el entorno al liberarlo de los restos de escombros que actualmente presenta, y dejar además una cota de suelo mucho más propicia para que la vegetación pueda ser cuidada en óptimas condiciones”, concluye el Ayuntamiento.

etiquetas: navarra, artajona, cerco