Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
BAKAIKU | EL CHUPINAZO

Solidaridad para empezar

Miren Olea, madre de unos de los jóvenes de Altsasu, lanzó ayer el cohete con el que arrancaron cinco días de celebraciones
Día grande de las fiestas, a mediodía se bailó el zortziko de Bakaiku

Nerea Mazkiaran - Jueves, 26 de Julio de 2018 - Actualizado a las 06:01h

Festividad de Santiago: ayer no faltaron zortzikos en el día grande de las fiestas.

Festividad de Santiago: ayer no faltaron zortzikos en el día grande de las fiestas. (NEREA MAZKIARAN)

Galería Noticia

Festividad de Santiago: ayer no faltaron zortzikos en el día grande de las fiestas.

bakaiku- A pesar de estar a cientos de kilómetros, los siete jóvenes de Altsasu en prisión a raíz de una trifulca con dos guardias civiles y sus parejas en octubre de 2016 estuvieron ayer muy presentes en el inicio de las fiestas de Bakaiku. Y es que la madre de uno de ellos, Miren Olea, fue la encargada de prender la mecha del cohete con el que estalló la fiesta y también los gritos de “Altsasukoak askatu!” que fueron coreados por toda la plaza a mediodía.

Bakaikuarra, la madre de Iñaki Abad se mostraba agradecida por el ofrecimiento, una nueva muestra de solidaridad que hace más llevaderos a las familias los duros momentos por los que están pasando. “Estuvimos el domingo con él en Soto del Real y cuando se lo dije se emocionó”, recordaba Olea, que estuvo acompañada ayer por su marido, Javier Abad, su hermana Jeru y una amiga, Blanca Galarza. Por motivos laborales no pudo acudir Ana Larraza, madre de otro de los jóvenes en prisión desde el 5 de junio, cuatro días después de conocerse la sentencia de la Audiencia Nacional, y también natural de Bakaiku.

“A la hora de decidir quién lanzaría el cohete pensamos en ellas porque son del pueblo y de esta manera también se visibilizaba esta injusticia y se reclamaba la libertad de los presos”, apuntó el alcalde de Bakaiku, Egoitz Urritza.

Así, con reivindicaciones, arrancaron cinco días de celebraciones en honor a Santiago, cinco días con sus cinco noches para aparcar la rutina y disfrutar. En relación al programa, el alcalde destacó la música todos los mediodías y los actos deportivos, con partidos de pelota el viernes y una apuesta de aizkolaris el domingo. Asimismo, ponía el foco en las actividades organizadas para los txikis, en las que colaboran los padres y madres. Y es que la participación de los vecinos y vecinas es fundamental a la hora de elaborar el programa, con cerca de una treintena de actos con un presupuesto reducido, 17.500 euros.

Día grande de las fiestas, ayer se bailó el zortziko de Bakaiku, baile típico de la localidad que fue recuperado hace más de tres décadas. Fue tras el primer auzate, encuentros que se repetirán hasta el domingo todos los mediodías y por la tarde, con reparto de vino en las tazas de plata sin faltar algo que llevarse a la boca.

EXPOSICIONESDurante estos días se pueden ver en dos salas del Ayuntamiento tres exposiciones. La primera es de maquetas de casas de Bakaiku realizadas por José Ángel Galarza además de los trabajos presentados al concurso de carteles de fiestas. La tercera es de esculturas realizadas en hierro forjado por Aitor Urritza, “un diamante sin pulir, en palabras de Eduardo Brun, maestro de este bakaikuarra que ha demostrado ser un alumno de matrícula de honor. Y es que a pesar de que comenzó el pasado año a trabajar el hierro, en sus obras muestra mano experta a la hora de realizar diferentes soldaduras y torneados además de creatividad. “Vi un reportaje en la televisión sobre forja que me llamó la atención. Comencé con los Brun y muy a gusto”, apuntaba Ondarra.

En total se pueden ver 15 obras, tanto esculturas sobre peanas como otras realizadas a modo de cuadro, un formato poco habitual en la forja. “Hago lo que me viene a la cabeza”, confesaba, contento de poder mostrar su trabajo en su pueblo. Antes se ha podido ver en Izurdiaga e Irurtzun y los próximos meses se podrá ver en Lakuntza y Lugo. La exposición se contempla con herramientas antiguas de forja y la proyección de un documental sobre este oficio. Por las mañanas se puede visitar de 13.00 a 14.00 horas y por las tardes, de 20.00 a 22.00 horas.